Mié. Jun 12th, 2024
Visa le compartimos los resultados de su nuevo estudio: “El futuro de la movilidad urbana”, en donde se destaca la necesidad de una mayor unificación y simplicidad en los sistemas de pago de transporte público en América Latina. Datos del estudio reflejaron de que el 51% de los pasajeros de transporte público encuestados aún utilizan cuatro o más métodos de pago para el transporte público cada mes, lo que destaca la necesidad de contar con una mayor unificación y simplicidad en los sistemas de transporte masivo. De hecho, el 64% de los encuestados usaría un servicio digital para planificar, reservar y pagar con anticipación todos sus modos de transporte en una sola plataforma, y el 94% de los pasajeros espera que se ofrezcan pagos sin contacto para el transporte público en el futuro.

Millones de personas en América Latina dependen del transporte urbano para su vida cotidiana. Y a medida que aumenta la adopción de sistemas innovadores de pago en el transporte público, todavía hay algunos retos que resolver para realmente desbloquear el poder de la movilidad urbana para acelerar la inclusión financiera y hacer que el transporte sea mejor y más accesible para todos.


Visa dio a conocer hoy los resultados de la nueva edición de su estudio “El futuro de la movilidad urbana”, una encuesta realizada entre 11.500 encuestados en 12 mercados (incluidos Chile y México), la cual reveló que el 51% de los pasajeros de transporte público encuestados aún utilizan cuatro o más métodos de pago para el transporte público cada mes, lo que destaca la necesidad de contar con una mayor unificación y simplicidad en los sistemas de transporte masivo. De hecho, el 64% de los encuestados usaría un servicio digital para planificar, reservar y pagar con anticipación todos sus modos de transporte en una sola plataforma, y el 94% de los pasajeros espera que se ofrezcan pagos sin contacto para el transporte público en el futuro.


“Los resultados de nuestro estudio demuestran la enorme oportunidad que existe en América Latina de
continuar transformando la movilidad urbana con soluciones innovadoras de pagos digitales que puedan
hacer más fácil para los pasajeros viajar a diario”, dijo Andrés Polo, líder de Movilidad Urbana para Visa
América Latina y el Caribe. “Los pasajeros esperan cada vez más que el transporte público cumpla con los
estándares de los pagos sin contacto, y en Visa –como un socio confiable en la industria de movilidad
urbana– estamos comprometidos a continuar expandiendo esta tecnología para desbloquear más valor más allá del transporte urbano, impulsando la inclusión financiera, mejorando nuestras economías locales y haciendo que los viajes diarios sean más inclusivos y sostenibles para todos”.


La tercera edición del estudio “El futuro de la movilidad urbana” de Visa es un seguimiento al estudio
publicado el año pasado, el cual se centró en el regreso de los consumidores al transporte público después de la pandemia de COVID-19. El estudio de investigación de este año destaca las percepciones y actitudes de los pasajeros del transporte público con relación a los métodos de pago que abarcan todos los sistemas de transporte.

Oportunidades en América Latina
Específicamente en América Latina, mientras que el 54% de los pasajeros encuestados en Chile y el 52%
de los pasajeros encuestados en México aún utilizan cuatro o más métodos de pago diferentes, ambos
mercados están por encima del promedio de los resultados globales (64%) en términos de disposición a
usar pagos digitales para el transporte público. Una gran mayoría de los chilenos y mexicanos encuestados (71% y 81% respectivamente) están ansiosos por usar un servicio digital para planificar, reservar y pagar con anticipación todos sus modos de transporte en una sola plataforma. Otros resultados clave incluyen:

El 50% de los mexicanos y el 38% de los chilenos usan regularmente el transporte público para necesidades básicas, mientras que el 34% y el 32% de los consumidores encuestados en Chile y México usan el transporte público como una forma principal de transporte.

Los traslados diarios son utilizados principalmente para necesidades diarias en ambos mercados. Los chilenos encuestados utilizan principalmente el transporte público para hacer diligencias diarias (60%), seguido de actividades de ocio como salir a comer, ir de compras o pasar tiempo con amigos (48%), así como ir y volver del trabajo (46%). En México, el 58% utiliza el transporte público para hacer diligencias diarias, seguido de ir y volver del trabajo (52%) y actividades de ocio (47%).


El uso de un único método de pago para distintas opciones de movilidad urbana sigue siendo bajo. A nivel mundial, el 19% de los pasajeros de transporte público solo usa una única opción de pago para el transporte. Estos resultados no son diferentes en Chile y México, donde el 18% y el 15% de los pasajeros utilizan un solo método de pago para el transporte. Sin embargo, si los pasajeros pudieran cubrir todos los pagos de transporte utilizando un solo método de pago, el 44% de los encuestados en Chile y el 55% de los encuestados en México probarían diferentes formas de transporte público.

Casi todos los encuestados de Chile y México (95% y 96%) esperan que el transporte público ofrezca pagos sin contacto, reforzando el valor de esta tecnología para digitalizar millones de transacciones de bajo valor en segmentos subatendidos. Del mismo modo, el 65% y el 61% de los encuestados en Chile y México esperan firmemente que se ofrezcan pagos sin contacto.


El conocimiento de la tecnología sin contacto es alto, ya que las tarjetas contactless son el método de pago más probable para pagar las tarifas de transporte público. En Chile, entre todos los métodos para pagar el transporte público, el 41% de los clientes estaría más propenso a usar la modalidad sin contacto con una tarjeta de débito o crédito, ya sea física o almacenada en una billetera móvil, seguido de tarjetas prepagadas sin contacto (26%). En México, el 33% de los pasajeros preferiría usar la modalidad sin contacto con tarjetas prepagadas (ya sean físicas o almacenadas en una billetera móvil), seguido de tarjetas sin contacto físicas o virtuales de débito o crédito (27%).

Facebook Comments Box
Compartir esta nota
error: Contenido protegido