Slider
Editor 10/03/2021

Las empresas de seguros representaron un aliado importante para los salvadoreños durante el año pasado, acompañando a sus asegurados, sobre todo en las emergencias por la pandemia del COVID-19 y las tormentas tropicales Amanda y Cristóbal; dando el respaldo necesario a los que resultaron afectados durante estos acontecimientos.

Según la Asociación Salvadoreña de Empresas de Seguros (ASES), al cierre del año 2020, el sector asegurador reportó un total de indemnizaciones pagadas a raíz de las tormentas Amanda y Cristóbal y por la pandemia del COVID -19 por un monto de $105.35 millones (junio a diciembre 2020). En concepto de reclamos por COVID-19 se indemnizó por $78.44 millones y por las afectaciones de tormentas el monto desembolsado sumó $26.91 millones.

En el caso de la pandemia, el 94.55% de los reclamos pagados correspondieron a seguros de vida y previsionales, mientras que un 5.45% a accidentes y enfermedades. En cuanto a las tormentas Amanda y Cristóbal, la mayoría de las afectaciones se registraron en el ramo de incendio y líneas aliadas representando el 91.78%, en seguros generales el 5.03% y en automotores el 3.19%.

“Los seguros son fundamentales y representan un apoyo importante para las personas u organizaciones que atraviesan situaciones difíciles o se ven afectadas por hechos naturales que pueden incidir en riesgos de salud o en daños sobre sus bienes materiales”, aseguró el presidente de ASES, Pedro Geoffroy Carletti.

En cuanto al desempeño del sector asegurador, se reportaron siniestros por un monto de $383.6 millones, lo que representa un incremento del 3.9% en relación al 2019.

De acuerdo a ASES el sector tenía expectativas de generar en primas netas un crecimiento igual o mayor al experimentado durante el 2019, el cual fue de 6.8%, totalizando $702 millones, sin embargo, el crecimiento para el 2020 fue de un 2.8%, totalizando $722 millones.

Según el resultado de primas netas por ramos, el seguro de vida es el que mayor primaje tuvo en el 2020 con un alza del 9.0% ($195.9 millones). El ramo previsional reportó un alza en primas de 11.9% ($64.1 millones); accidentes y enfermedades 1.1% ($136.1 millones); incendios y líneas aliadas un aumento de 5.2% ($116 millones) y fianzas 0.1% ($15.1 millones). El seguro de automotores registró una disminución en primas de -10.3% ($90.7 millones); así como seguros generales que disminuyeron -0.3% ($103.5 millones).

Al cierre del 2020, las reservas por siniestros reportaron un incremento del 29.5%, alcanzando $130.4 millones y las utilidades del sector disminuyeron un -33.5%, registrando $24.47 millones.

En cuanto al aporte a la economía el sector generó un total de 1,787 empleos directos y un aproximado de 15 mil empleos indirectos al tercer trimestre del 2020, y representó un 2.6% del Producto Interno Bruto (PIB) al 2019.

Por ello, los representantes de ASES aseguraron que el sector asegurador es importante en el país porque sirve como un apoyo para los salvadoreños que lo necesitan en momentos difíciles de su vida o cuando tienen afectaciones en su patrimonio.

También agregaron que la industria del seguro seguirá su esfuerzo por generar una mayor cultura del seguro en la sociedad, para que más salvadoreños protejan su salud y su patrimonio ante cualquier eventualidad o catástrofe.

FUENTE: Asociación Salvadoreña de Empresas de Seguros (ASES).

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido