Maricela Sorto 26/11/2020

Un total de 23 familias inmigrantes incluyendo 28 niños, recibieron ayer un respiro, luego de que una corte ordenara la suspensión temporal de su deportación, la cual el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) tenía previsto realizar hoy.

Según declaró la coordinadora de programas de ALDEA, Adriana Zambrano, la orden es temporal mientras la corte ve detenidamente los asuntos legales en la demanda, “pero definitivamente es un respiro” enfatizó.

La decisión del Tribunal de Circuito de Washington DC de concederles el amparo llegó de sorpresa en la víspera del Día de Acción de Gracias, mientras en Filadelfia se manifestaba la Shut Down Berks Coalition para pedirle al ICE que suspendiera la deportación de estas familias. 

Justo al inicio de las protestas, los manifestantes recibieron la noticia, sin embargo decidieron continuar con las movilizaciones porque consideran que el futuro de estas personas es incierto. 

“La corte falló hoy que no van a ser deportados en los próximos diez días, pero no sabemos qué va a pasar después, en el día once. Nosotros vamos a continuar luchando”, dijo la coordinadora de programas de Free Migration Project, Adrianna Torres García.

Asimismo, los activistas señalaron que “todavía queda mucho trabajo por hacer”; “Continuaremos peleando cada batalla dentro y fuera de la corte por ellos, mientras ellos quieran”, agregó la organización ALDEA en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con las organizaciones, los inmigrantes llegaron a territorio estadounidense en busca de protección, por lo que al ser deportados corren peligro en sus países de origen.

Fuente: EFE

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *