Mié. Feb 21st, 2024

El expresidente estadounidense apelará el fallo ante el Supremo y considera que se trata de un “día triste” para el país

El Tribunal Supremo de Colorado (EEUU) ha excluido este martes al expresidente estadounidense Donald Trump de las primarias presidenciales de cara a las elecciones a la Casa Blanca de 2024, al considerar que no es un candidato presidencial elegible debido a su papel en el asalto al Capitolio.

Los jueces, que se han amparado en la Decimocuarta Enmienda –que prohíbe a cualquier persona que haya jurado la Constitución y participado en una insurrección volver a ocupar un cargo público–, han tomado esta decisión con cuatro votos a favor y tres en contra. El fallo quedará en suspenso hasta el 4 de enero, al estar pendiente de apelación, un día antes de la fecha límite para la certificación de las primarias del estado.

“Debido a que está descalificado, sería un acto ilícito según el Código Electoral que la secretaria de Estado de Colorado lo incluyera como candidato en las primarias presidenciales”, ha dicho el tribunal, que ha apuntado a la “prohibición insurreccional” de la Constitución federal y han concluido que esta medida se aplica a la Presidencia.

Tras ello, la secretaria de Estado de Colorado, Jenna Griswold, ha prometido cumplir con el fallo del tribunal estatal y se ha mostrado en desacuerdo con los fallos de los jueces disidentes, agregando que no cree que “sea imposible” descalificar a un candidato de las primarias presidenciales según declaraciones.

“Mi trabajo como secretaria de Estado es asegurar que solo aparezcan candidatos calificados en nuestras papeletas de voto. Por supuesto, acataré cualquier decisión judicial (…) No estoy de acuerdo con la disidencia, pero en última instancia depende de los sistemas judiciales”, ha afirmado, mientras que ha señalado que Trump “incitó a la insurrección y le corresponde a un tribunal determinar si eso le descalifica para seguir ocupando cargos bajo la Constitución”.

INVOLUCRACIÓN EN LA INSURRECIÓN

Además, los jueces han señalado que el ataque del 6 de enero de 2021 al Capitolio de Estados Unidos ha sido una insurrección, que Trump se “involucró” en ella y que el discurso del exmandatario “incitando a la multitud” de ese día “no estaba protegido por la Primera Enmienda”.

Al determinar que Trump participó en una insurrección, el tribunal de Colorado ha dicho que hay “pruebas sustanciales” de que el expresidente estaba “sentando las bases para una afirmación de que las elecciones estuvieron amañadas” antes de la contienda presidencial de noviembre. Según han indicado, el exdirigente “siguió avivando las llamas de la ira de sus seguidores, que él mismo había encendido” al hacer afirmaciones falsas sobre la integridad de las elecciones.

Esta decisión se aplica únicamente en el estado de Colorado, pero podría afectar a su campaña presidencial de 2024, en la que parte como favorito del Partido Republicano pese a las diferentes citas judiciales que tiene programadas. 

Es la primera vez que un tribunal determina que un presidente no puede volver a la Casa Blanca por su conducta.

Con este dictamen se revoca un fallo anterior de un tribunal inferior que señalaba que la “prohibición insurreccional” de la Constitución no incluía a la Presidencia. Entonces, la jueza Sarah Wallace del tribunal del distrito de Denver (Colorado) que rechazó la inhabilitación de Trump con este argumento.

Por su parte, equipo de campaña de Trump ha aseverado que “presentará rápidamente una apelación ante el Tribunal Supremo del país y “una solicitud simultánea para suspender esta decisión profundamente antidemocrática”. “Tenemos plena confianza en que el Supremo falle rápidamente a nuestro favor y finalmente ponga fin a estas demandas antiestadounidenses”, ha declarado el portavoz de campaña, Steven Cheung.

El exmandatario ha considerado que se trata de “un día triste” para el país y ha aseverado que el fiscal especial “de mala muerte”, Jack Smith, ha sido colocado “para mancillar” su “reputación con fines electorales”. Anteriormente, negó haber actuado mal con respecto al 6 de enero y consideró que las demandas de la Decimocuarta Enmienda son un abuso de proceso legal.

El portavoz de la Cámara de Representantes, el reconocido trumpista Mike Johnson, ha aseverado que este fallo no es “más que un ataque partidista apenas simulado” y ha mostrado su confianza al Supremo para “que deje de lado esta decisión imprudente y permita que el pueblo estadounidense decida quién será el próximo presidente”.

“Independientemente de su afiliación política, a cada ciudadano registrado para votar no se le deben negar el derecho de apoyar a nuestro expresidente y al individuo que lidera todas las encuestas de las primarias republicanas”, ha manifestado a través de su perfil en la red social X, anteriormente conocida como Twitter.

En el hipotético caso de que sea condenado y, por alguna razón, no pueda autoindultarse, no sería el único en llevar su candidatura entre rejas. En 1920, el socialista Eugene Debs se postuló para la Presidencia desde su celda.

Facebook Comments Box

Dia a Dia News

Compartir esta nota
error: Contenido protegido