Mar. Abr 16th, 2024

Las autoridades detienen a tres personas tras el ataque

Las autoridades confirmaron que una persona ha muerto y 22 han resultado heridas, incluidos niños, en un tiroteo que ha tenido lugar este miércoles en Kansas City, en el estado de Misuri, durante el desfile de celebración por la victoria del equipo de fútbol americano de los Chiefs en la LVII Super Bowl.

La víctima que murió en un tiroteo en Kansas City, Misuri (EE UU), fue identificada como Lisa López-Galván, una mujer de 40 años de edad que trabaja como DJ en una radio hispana y en un periódico local. Ella asistió al desfile del Super Bowl 2024 con el objetivo de conseguir una entrevista de su equipo favorito: los Kansas City Chiefs.

La jefa de la Policía de Kansas City, Stacey Graves, ha confirmado el balance de víctimas y ha indicado que las autoridades han detenido a tres personas en relación con el tiroteo. Poco antes, había indicado que un sospechoso había sido arrestado tras ser perseguido por la Policía después de los disparos. Además, han recuperado un arma de fuego.

«Estoy enfadada por lo que ha pasado hoy. La gente que ha venido a este evento se esperaba un ambiente seguro», ha reconocido Graves durante una rueda de prensa en la que ha remarcado que la investigación está en sus etapas iniciales y que están trabajando para identificar a la víctima mortal.

Si bien Graves no ha dado detalles de los heridos, el jefe del Departamento de Bomberos de Kansas City, Ross Grundyson, ha detallado que ocho personas presentan heridas que ponen «inmediatamente» en peligro su vida, siete tienen heridas que ponen en peligro su vida y seis heridas leves.

El Hospital Children’s Mercy ha indicado en declaraciones a la cadena de televisión CBS News que está tratando a doce pacientes, de los cuales once son niños y nueve tienen heridas de bala.

Tanto la gobernadora del estado de Kansas, Laura Kelly, como el gobernador del estado de Misuri, Mike Parson, se encontraban presentes en el desfile y han indicado en la red social X, antes conocida como Twitter, que han sido evacuados de forma segura.

Poco después, Kelly ha señalado que «hoy, un día en el que se debería celebrar la notable habilidad y éxito de los Chiefs, se ha convertido en un día de luto» y ha agregado que este ataque «va en contra» de «todo lo que representan».

«Estoy desconsolado. No quiero que en nuestro país, en cada gran evento, tengamos que pensar en el temor de que nos disparen», ha expresado el alcalde de Kansas City, Quinton Lucas, durante una rueda de prensa.

La Casa Blanca ha señalado que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, «ha sido informado sobre el tiroteo» en Kansas City y que los funcionarios federales están en contacto con todas las autoridades locales.

«Hemos recibido una llamada de la Casa Blanca que ofreció toda la asistencia federal en la investigación. Tuvimos agencias federales presentes hoy», ha indicado en declaraciones a la prensa el alcalde de Kansas City, Quinton Lucas.

El Kansas City Chiefs, que ha aseverado que está en «estrecha comunicación» con el Ayuntamiento y la Policía Local, se ha mostrado «realmente entristecidos por el acto de violencia sin sentido que ocurrió en (la estación de tren) Union Station al concluir el desfile de hoy».

«En este momento, hemos confirmado que todos nuestros jugadores, entrenadores, personal y sus familias están a salvo», reza un comunicado en el que ha agradecido a los agentes de las fuerzas de seguridad y a los servicios de emergencia que han estado en el lugar del suceso para ayudar a los afectados.

Según las primeras investigaciones preliminares, se descartan motivos terroristas, si bien por el momento no está clara la motivación. Se esperaba la asistencia de alrededor de un millón de personas al evento y el despliegue de 800 agentes.

Este ataque se ha convertido en el tiroteo masivo número 49 en Estados Unidos en lo que llevamos de año, según la organización The Gun Violence Archive (Archivo de Violencia Armada, en inglés).

Loading

Facebook Comments Box
Compartir esta nota