Mar. Abr 16th, 2024

 Una tormenta de nieve que se desplaza rápidamente azotó el noreste de Estados Unidos el martes, cancelando y retrasando vuelos, volviendo las carreteras resbaladizas y provocando que muchos distritos escolares cancelaran clases u optaran por la modalidad en línea, o al menos eso intentaron.

En la ciudad de Nueva York, el sistema de aprendizaje en línea que sirve al distrito escolar más grande del país experimentó problemas técnicos a primera hora de la mañana, lo que impidió que muchos de los 915.000 estudiantes iniciaran sesión.

Más de 1.000 vuelos fueron cancelados el martes por la mañana, principalmente en los aeropuertos de las ciudades de Nueva York y Boston. Hubo accidentes vehiculares en toda la región y varios estados prohibieron la circulación de camiones con remolque vacíos y tándem en las carreteras.

En algunas áreas en Pensilvania y Connecticut cayeron 38 centímetros (15 pulgadas) de nieve, mientras que en otras partes se registraron acumulaciones menores de lo previsto, dijo el Servicio Meteorológico Nacional. La costa de Massachusetts sufrió fuertes ráfagas de viento.

El alcalde Eric Adams dijo a los neoyorquinos que no subestimen la tormenta. “Dejemos que la madre naturaleza haga lo suyo”, dijo. “El objetivo es mantener nuestras carreteras despejadas y esperamos que la gente use el transporte público o, mejor, quedarse en casa”.

Además, defendió la decisión de las clases por internet diciendo que era necesario debido a los retrasos en aprendizaje durante la pandemia de coronavirus. Muchos padres estuvieron de acuerdo.

Las autoridades escolares atribuyeron las fallas en la conectividad a IBM. El canciller escolar David Banks dijo que la empresa no estaba preparada para “el horario de máxima audiencia”. La empresa dijo que estaba trabajando de cerca con las autoridades escolares de la ciudad de Nueva York para solucionar la situación lo antes posible.

En Connecticut, el gobernador Ned Lamont ordenó el cierre de todos los edificios del poder ejecutivo durante el día.

El Departamento de Transporte de Pensilvania redujo temporalmente el límite de velocidad en varias carreteras interestatales a 72 km/h (45 mph) en la región centro-este del estado debido a la tormenta.

Algunas de las nevadas más altas, 20 centímetros (8 pulgadas) o más, se pronosticaron para los suburbios del norte de la ciudad de Nueva York, Connecticut, el sureste de Massachusetts y Rhode Island, según el Servicio Meteorológico Nacional. Las ráfagas de viento podrían alcanzar los 100 km/h (60 mph) frente a la costa de Massachusetts y 65 km/h (40 mph) en partes del interior del sur de Nueva Inglaterra.

La gobernadora de Massachusetts, Maura Healey, pidió a todos los empleados no esenciales del poder ejecutivo que no se presentaran a trabajar el martes.

La alcaldesa de Boston, Michelle Wu, dijo que los refugios para personas sin hogar permanecerían abiertos. Las escuelas de la ciudad cerraron.

El gobernador de Rhode Island, Dan McKee, ordenó el cierre de las oficinas del gobierno estatal el martes y prohibió los viajes con remolques en todas las carreteras a partir de la medianoche en coordinación con Massachusetts, Connecticut y Nueva York.

Los aeropuertos de la región pidieron a los viajeros que consultaran con sus aerolíneas sobre cancelaciones y retrasos.

Loading

Facebook Comments Box
Compartir esta nota