DDN Editor 17/02/2021

A los contribuyentes próximos a presentar sus declaraciones de impuestos de 2020, se les recomienda evitar los preparadores de impuestos fantasmas.

El  preparador fantasma no firmará las declaraciones de impuestos que prepara, y a menudo las imprimen, haciendo que el contribuyente la firma y envié por correo al Servicio de Impuestos Interno (IRS, por sus siglas en inglés).

Un preparador deberá tener un número de identidad fiscal de preparador válido, asimismo, firmar e incluir su número de identificación tributario de preparador renumerado (PTIN, por sus siglas en inglés), en la declaración. No firmarlo significa que este busca obtener una ganancia rápida.

También, los preparadores de declaraciones de impuestos fantasmas pueden:

• Exigir el pago en efectivo únicamente y no proporcionar un recibo.

• Inventar ingresos para calificar a sus clientes de créditos fiscales.

• Reclame deducciones falsas para aumentar el tamaño del reembolso.

• Reembolsos directos a su cuenta bancaria, no a la cuenta del contribuyente.

Además, los contribuyentes pueden denunciar la mala conducta de un preparador mediante el formulario 14157 del IRS. Si un contribuyente sospecha que un preparador presentó o modificó su declaración de impuestos sin su consentimiento, debe presentar el Formulario.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *