Lun. Mar 4th, 2024

El nuevo espacio exhibe piezas arqueológicas, etnográficas, musicales, históricas, artes plásticas y audiovisuales.

El Disco del Jaguar da la bienvenida a la Sala de Pueblos Originarios y Afrodescendientes, que abrió el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán (MUNA) este 20 de diciembre.

El espacio fue inaugurado por la ministra de Cultura, Mariemm Pleitez; el embajador de España en El Salvador, Carlos de la Morena; la directora nacional de Museos y Salas de Exposición, Astrid Bahamond; y el director del MUNA, Danilo Villalta.

“Nuestra cultura se nutre de tres vertientes: la europea, la indígena y la africana, presentes desde el período colonial hasta nuestros tiempos mediante expresiones como la religión, danzas, gastronomía y el lenguaje mismo. Con esta exposición queremos reflexionar principalmente en dos”, manifestó la ministra de Cultura, Mariemm Pleitez.

En esta misma línea, el embajador De la Morena expresó que el espacio servirá para explicar lo que significan los pueblos originarios y afrodescendientes. “Se trata del respeto de la multiculturalidad, del diálogo intercultural que es esencial en cualquier país; este respeto ha tenido un resultado muy positivo y es la inauguración de esta sala”, dijo el diplomático.

Tras el acto inaugural, que tuvo como invitados especiales a representantes de los pueblos originarios y afrodescendientes, inició un recorrido guiado que comenzó en un área cuya única pieza es el Disco del Jaguar, lítica tallada con influencia maya procedente de Cara Sucia, Ahuachapán.

“Este es un lugar para reflexionar, ambientado con sonidos de agua, rugidos de jaguar y de fuego. Se trata de hacer una inducción al vientre materno como parte de esa gestación de las influencias culturales que vamos a ver”, manifestó el director del museo, quien fue sucedido en el recorrido por la curadora de la muestra, Jacqueline Durán.

“En este espacio se puede aprender sobre las poblaciones indígenas en el período colonial, sus tradiciones culturales religiosas, gastronómicas y la fusión entre la cultura africana, europea y de pueblos originarios”, indicó Durán.

La nueva sala está llena de elementos identitarios de la cultura salvadoreña. Es una mezcla de arqueología, etnografía, arte e historia que se muestra a través de piezas arqueológicas y etnográficas, pinturas, gráficos y recursos audiovisuales.

Retoma datos históricos sobre el tráfico de africanos esclavizados, los trabajos forzados que realizaban y algunas formas que inventaron para ser libres en la antigua provincia de San Salvador de los siglos XVII y XVIII.

Asimismo, exhibe piezas entre las que destaca una maqueta de gastronomía con platillos de la cocina tradicional y utensilios de cocina que se combinan con piezas como la escultura de un Chac Mool, que data del periodo Posclásico (600-900 d. C.), procedente de Laguna Seca, Chalchuapa.

Domina el recinto la pintura mural “El origen de Cuscatlán” (2011), del artista salvadoreño Miguel Ángel Polanco, quien plasmó los principales hitos históricos que a lo largo de cinco siglos dieron forma a la actual sociedad salvadoreña.

El recorrido continúa por una pequeña sala de inmersión en la cual a través del uso de tecnologías y audiovisuales de expresiones populares como los talcigüines, la fiesta de San Benito de Palermo, la danza de los historiantes de San Antonio Abad y otras manifestaciones de nuestra cultura popular.

Se exhiben también instrumentos musicales como el teponahuaste, quijada de burro, carapacho de tortuga, caracol, tambor y baquetas.

“Este es un gran paso que El Salvador está dando en cuanto a la sala. Esta sala incluso se puede enriquecer más, me parece que es un camino que se ha abierto para seguir trabajando con el tema de afrodescendientes”, opinó Ana Yency Lemus, directora de Afrodescendientes Organizados Salvadoreños (AFROOS).

La Sala de Pueblos Originarios y Afrodescendientes puede conocerse en estas vacaciones navideñas y de fin de año, a excepción del 24 y 31 de diciembre. El MUNA estará abierto del 25 al 30 de diciembre y el 1 de enero, de 9:00 a. m. a 5:00 p. m.

El costo de entrada para salvadoreños es de $1.00; centroamericanos y extranjeros residentes $3.00, y no residentes $10.00. Estudiantes con carnet vigente, personas con discapacidad, adultos mayores y niños menores de 12 años entran gratis.

Loading

Facebook Comments Box
administrador

Compartir esta nota