Lun. Jul 22nd, 2024

La Asamblea Legislativa reformó la Ley de Protección al Consumidor para continuar velando por los derechos de los salvadoreños en casos de sobreendeudamiento, transferencia de información crediticia y publicidad engañosa.

La reforma se aprobó con 57 votos, la Ley de Protección al Consumidor.  Los cambios a la normativa contemplan una serie de obligaciones que deben cumplir los proveedores de servicios para evitar prácticas abusivas en contra de los consumidores y para que sus servicios  y comercialización de bienes tengan altos estándares de calidad.

Las enmiendas establecen que en casos en los que el consumidor tenga un sobreendeudamiento que le imposibilite el pago oportuno de una o varias deudas, podrá solicitar a la Defensoría del Consumidor asesoría para buscar  una reestructuración, refinanciamiento o cualquier otro tipo de arreglo. 

“Para nosotros es importante que los salvadoreños gocen de una buena economía, que los salvadoreños tengan finanzas sanas y que se sientan protegidos en sus derechos financieros”, sostuvo el diputado William Soriano.

Además, el decreto prohíbe a los proveedores ofrecer, vender o poner a disposición bienes o servicios a precio superior al ofertado por cualquier medio escrito o mediante avisos o carteles fijados en lugares visibles del establecimiento o etiquetas adheridas a los bienes. 

Tampoco podrán recopilar, consultar, utilizar y transferir a cualquier título o destino los datos personales y crediticios brindados por los consumidores o clientes a los proveedores, sin la autorización o el consentimiento expreso de su titular. Esta información solo podrá ser recopilada o transferida a los burós de crédito. 

La legisladora Dania González explicó que las limitantes en la transferencia de información se deben a la homologación de la Ley del Historial Crediticio, que indica que las instituciones financieras no pueden compartir datos personales o el récord crediticio de los clientes. 

González destacó que la Ley de Protección al Consumidor fortalece las competencias de la Defensoría del Consumidor para que pueda actuar  y proteger a los consumidores. 

“Esa es la naturaleza de la Ley de Protección al Consumidor, es importante proteger a los usuarios de los abusos de agentes económicos e instituciones financieras. Ahora, los derechos de los consumidores sí se están protegiendo”, aseguró la parlamentaria. 

Las herramientas legales aprobadas durante la gestión pasada y la actual están reflejando frutos y, según los diputados, al cierre de 2023, se regresaron $4.4 millones a las familias salvadoreñas que tuvieron problemas con los servicios financieros. 

Facebook Comments Box
Compartir esta nota
error: Contenido protegido