Slide
Slide
previous arrow
next arrow

El hecho sucedió en Ganzhou, China en el que científicos hallaron un huevo de dinosaurio que estaba preparado para su eclosión, así como lo hacen algunas aves como las gallinas. Se calcula que el embrión descubierto tiene 66 millones de años.

Según los expertos este pertenece a la expecie catalagoda como «terópodo desdentado u ovorraptosaurio» y es considerado como uno de los mejores ejemplares que jamás se haya visto, así lo indicó uno de los científicos involucrados, Fion Waisum Ma.

El embrión lleva por nombre Baby Yingliang, su especie era clasificada como «lagartos ladrones de huevos», estos tenían cuerpos emplumados y su territorio era en lo que hoy es Asia y América del Norte, en el período Cretácico tardío, durante un período de 100 a 66 millones de años.

El embrión tiene un tamaño de 27 cm y está cubierto por un cascarón de 17 cm, está albergado en el Museo de Historia Natural Yingliang Stone en China. El descubrimiento se hizo durante unos trabajos de reconstrucción en el 2000 en el edificio y los expertos sospecharon que dentro del huevo se había formado vida; estos planean realizar estudios a futuro para recrear su esqueleto.

El paleontólogo Steve Brusatte, formó parte del grupo de investigación y vía twitter compartió algunos datos interesantes sobre el histórico hallazgo.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido