Mié. May 22nd, 2024

El Presidente del Colegio Médico, Eduardo Montoya, solicitó a las autoridades el reinstalo de las doctoras quienes fueron separadas de sus funciones, luego de haber publicado en redes sociales cierta inconformidad de su turno, tras los hechos del Estadio Cuscatlán, donde fallecieron 12 personas y más de 90 resultaron heridas.

El presidente del Colegio Médico, Eduardo Montoya, justificó las publicaciones de las residentes y la interna suspendidas por el Ministerio de Salud, durante la tragedia en el Estadio Cuscatlán.

“Consideramos que hubo desafortunados mensajes en redes sociales de parte de médicas que sólo reflejan el cansancio ante la carga de trabajo de ambas instituciones”, dijo. “Sus expresiones en ningún momento pueden interpretarse como falta de vocación y compromiso con la salud de los salvadoreños”, agregó.

La interna del Hospital Rosales, Beatriz Monteagudo, quien fue suspendida debido a publicar un tweet referente a su turno el día que se dio la tragedia en el Estadio Cuscatlán, manifestó sus disculpas.

«yo estaba en otra área, en ningún momento tuve contacto con los lesionados de la tragedia… en ningún momento le negué la atención a alguien», comenta.

De igual manera, Paola García, residente del Hospital Médico Quirúrgico, se disculpó ante un tweet referente a su turno durante la tragedia del Estadio Cuscatlán, enfatizando que no quiere dar más declaraciones para no entorpecer el proceso de investigación.

Asimismo, la residente del Hospital Rosales, Ángela Ferrer, otra de las médicos suspendidas por publicar un tweet sobre su inconformidad con el turno del día en que fallecieron 12 personas, expresa estar arrepentida y solicita comprensión.

«Estamos arrepentidas», dijo la doctora Ángela y envía sus condolencias a quienes perdieron a alguien en la tragedia y pronta recuperación a los lesionados. «Me disculpo con el hospital por la mala imagen que le pudimos haber dado», comenta. 

Mientras se desarrollaba una emergencia por la estampida humana que causó la muerte a 12 personas en el estadio Cuscatlán, las doctoras estaban con sus teléfonos en mano, escribiendo mensajes, quejándose en sus redes sociales que tenían que atender a los lesionados.

Las doctoras aseguran que quiere seguir con su carrera y esperan que se realice un proceso transparente.

Loading

Facebook Comments Box
Compartir esta nota