Mié. Jun 19th, 2024

El cambio climático ha disparado el calor.  Junto con el aumento de las temperaturas al aire libre, los médicos están observando un incremento de las enfermedades relacionadas con el calor tras semanas de calor incesante.

Contamos con el testimonio de dos expertos para orientar a la comunidad acerca del peligro del calor excesivo. El Dr. Sam Torbati, director médico del Departamento de Urgencias del Cedars-Sinai, y la Dra. Stephanie Byrne, pediatra de Cedars-Sinai.

¿Cuáles son los síntomas de un golpe de calor?

Dr. Sam Torbati: Los pacientes con insolación, por definición, son los que tienen una temperatura elevada. Cuando medimos su temperatura central, está por encima de los 40 grados. Tienen fiebre alta, y con esa fiebre alta, hay confusión, hay desorientación. Pueden estar en coma; pueden tener convulsiones. Su ritmo cardíaco puede ser muy alto, y su presión arterial muy baja, y necesitan atención médica inmediata.

¿Cómo se trata el golpe de calor?

Dr. Sam Torbati: Iniciamos la reanimación médica de esos pacientes de inmediato. Les administramos líquidos por vía intravenosa y empezamos a enfriarlos. Y si los pacientes tienen dificultades para respirar, es posible que tengamos que realizar intervenciones más avanzadas. 

¿Qué es el agotamiento por calor y en qué se diferencia de la insolación? 

Dra. Stephanie Byrne: El agotamiento por calor puede ser un antecedente de la insolación y debe tratarse antes de que se agrave. Con el golpe de calor, los pacientes pueden tener una temperatura elevada, normalmente entre 100 y 104 grados Fahrenheit. El paciente puede tener la piel fría y húmeda a pesar del calor. Puede sentirse débil, mareado o sin fuerzas. Puede haber dolores de cabeza, aumento de la sed, calambres musculares, náuseas y/o vómitos.

¿Cómo se trata el agotamiento por calor, sobre todo en los niños?

Dra. Stephanie Byrne: Es importante que los padres reconozcan los síntomas y, si ven que su hijo sufre un golpe de calor, deben llevarlo al interior de la casa, sobre todo si es durante las horas más calurosas del día, desde el mediodía hasta las 6 de la tarde. Los padres deben empezar a refrescar rápidamente al niño echándole agua fría por el cuerpo o dándole de beber agua fría. También deben quitarle el exceso de ropa para ayudar al cuerpo a enfriarse. 

¿Cómo se previenen las reacciones adversas al calor?

Dr. Sam Torbati: La mejor precaución es evitar la exposición al calor excesivo, permanecer en interiores y tener acceso a ambientes con aire acondicionado. Para los pacientes frágiles y de edad avanzada, es muy importante que la familia, los vecinos y los amigos los controlen periódicamente. También es importante vigilar el entorno de los pacientes que no tienen aire acondicionado, y asegurarse de que tienen ventiladores que pueden mantener baja la temperatura interior, o que pueden acceder a centros de refrigeración.

Dra. Stephanie Byrne: En el caso de los niños, intente mantenerlos dentro de casa durante las horas más calurosas del día. Asegúrese de que beban mucha agua, descansen y lleven ropa holgada y de colores claros.

Facebook Comments Box
Compartir esta nota
error: Contenido protegido