Editor 12/11/2020

Redacción: Kevin Lemus

Don José Carmen Moya, conocido como don Carmelo, un septuagenario de Ahuachapán, que día a día recorría las calles de dicho departamento fronterizo a bordo de Trencito, un caballo fiel y dispuesto a andar, ya que Carmelo tiene problemas de movilidad; su caballo era el medio de transporte, pero ayer (jueves) este dio sus últimos trotes y quedó postrado en el pavimento de la ciudad, bajo las lágrimas desconsoladas y tristeza que embargaban al anciano, ya que su medio de transporte y compañero, le dijo adiós.

Trencito, como llamaba a su caballo, tenía tres años de acompañarlo en la venta de lácteos, debido a los problemas de movilidad que el presenta.

Sin embargo, fue el joven Andrés Viana, quien a través de las redes sociales dio a conocer dicha historia que en cuestión de minutos se hizo viral y muchas personas, tanto en comentarios y demás se sumaban para apoyar al septuagenario, para que adquiriera otro caballo e incluso brindarle víveres por los días que él no iba poder laborar y así llevar el sustento a su hogar.

Luego de llorar la muerte de su caballo Trencito, don Carmelo, recibió un nuevo compañero, con el que podrá continuar recorriendo las calles y seguir ofreciendo sus productos.

La historia de este hombre de 71 años, quien sufre de reumatismo en ambas rodillas, se conoció jueves por la mañana; mientras que, en horas de la tarde, una familia local se solidarizó y le brindó un nuevo caballo a quien de inmediato nombró “Justiciero”.

Don Carmelo tiene más de 30 años vendiendo productos lácteos, junto a su esposa hace queso y crema, entre otros productos.

Por información extraoficial y de redes sociales de la empresa “Ya!”, dedicada al rubro de servicio a domicilio en Ahuachapán, se conoció de la viralización para apoyar a don Carmelo, del apoyo con el caballo e incluso brindar un espacio en su App para que este pueda comercializar sus productos bajo la modalidad de delivery, además estos jóvenes de “Ya!”, afirmaron su apoyo al cuido del caballo, con un socio estratégico de veterinaria local.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *