Editor 28/12/2020

En Navidad y Año Nuevo se registraron 206 personas quemadas, lo que representa un incremento del 74 % frente a los 118 quemados que registró la Dirección General de Protección en el mismo período entre 2018 y 2019.

Durante el consolidado final de emergencias brindado por las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Protección Civil, el doctor Masis aseguró que hubo 206 personas lesionadas con pólvora, 146 de ellas por la manipulación de productos pirotécnicos prohibidos, entre ellos los famosos silbadores, palometas y morteros de abundante numeración.

Según el director general de Protección Civil, Willian Hernández, los 206 lesionados con pólvora se dividen en 98 niños y 108 adultos, lo que representa un aumento de quemados adultos en relación a 2018, año en el que se registraron 52 adultos quemados.

De acuerdo con las estadísticas, hay un incremento del 74% de personas quemadas en comparación con la misma temporada de 2018 y 2019.

Los departamentos de donde más proceden las personas quemadas, principalmente, son San Salvador, seguido por La Libertad, Santa Ana, Cuscatlán y Cabañas

Se registraron 30 personas lesionadas con silbadores, 4 con buscaniguas y 2 con fulminantes, pirotecnia prohibida desde años atrás en el territorio nacional, debido a su alta peligrosidad con la vida humana.

Dentro de las atenciones, las autoridades explicaron que brindaron 73 por quemaduras de primera grado, 110 por lesiones de segundo grado y 23 de tercer grado, estas últimas implican amputaciones, calcinamiento y rupturas de tejido.

De igual forma, es importante recalcar a la población que aparte de ser decomisada la pólvora por las autoridades, los padres que descuidan a sus hijos y estos resulten quemados por la misma mencionada, pueden enfrentar hasta 3 años de prisión.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *