Slider
DDN Editor 29/03/2021

Los empleados y clientes Ralphs, en Los Ángeles, se unen para hacer un llamado a Kroger, para no cerrar el supermercado en el que laboran y dos tiendas adicionales, las cuales afirman son necesarias para la comunidad.

Los empleados defienden el pago de compensación por riesgo y el derecho de las comunidades a obtener alimentos frescos y a precios accesibles, según declararon en conferencia de prensa.

El cierre de las tiendas, programadas para mediados de mayo en Los Ángeles, se dio luego que se aprobara una ordenanza que obliga el pago de compensación por riesgo para trabajadores de supermercados y farmacias al menudeo.

Con los cierres de tiendas, 250 trabajadores y sus familias se verían afectados. Kroger alega que estas tiendas están cerrando como resultado del pago de compensación por riesgo.

“La idea del pago por riesgo es que se nos compense por todo el trabajo duro que hacemos y por el alto riesgo que enfrentamos de contagiarnos de Covid al hacer nuestros trabajos. Mientras continuamos luchando por superar la pandemia, los trabajadores esenciales de supermercados estamos lidiando con niveles de ansiedad extremadamente altos, porque realmente hacemos más que embolsar víveres y mantener los estantes surtidos. Al estar ayudando a los clientes a comprar su comida para que puedan dar sustento a sus familias, también hemos experimentado abuso verbal y hasta físico cuando recordamos a la gente que mantenga el distanciamiento social o que usen sus mascarillas de manera adecuada”, dijo Brittany Bouknight una empleada en una tienda Ralphs en Pico Boulevard.

Kroger es la cadena de supermercados más grande del país y durante la pandemia incrementó sus ganancias en un 56%, llegando a 2.6 mil millones de dólares.

Fuente: Local 770 de UFCW

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido