Editor 21/12/2020

Debido a que el COVID-19 ha transformado los hábitos recreativos de los estadounidenses, un nuevo estudio de la Recreational Boating & Fishing Foundation (RBFF) encontró que la pesca y la navegación han recibido millones de principiantes, y también antiguos participantes que han retomado estas actividades.

Sabiendo que la COVID-19 ha transformado los hábitos recreativos de los estadounidenses, un nuevo estudio encontró que la pesca y la navegación han recibido millones de participantes nuevos y antiguos que vuelven a disfrutar estas actividades. En particular se vieron incrementos en participantes no tradicionales, lo que evidencia que la popularidad de estas actividades ha crecido entre audiencias nuevas.

Bajo el título Who’s On Board: Keeping New Anglers & Boaters Hooked (Quién está a bordo: Manteniendo el interés de los nuevos pescadores y navegantes), el estudio da una mirada integral a los principiantes en el agua y a cómo el COVID-19 está impactando el futuro de la recreación al aire libre en los Estados Unidos.

“Sin duda, el distanciamiento social ha hecho que muchas de nuestras actividades rutinarias de recreo no se puedan hacer, sin embargo, este también hizo que muchos de nosotros descubriéramos nuevas formas de disfrutar el tiempo libre y practicáramos el autocuidado durante la pandemia”, comentó Stephanie Vatalaro, vicepresidente senior de Marketing y Comunicaciones de RBFF.

Entre los hallazgos más destacados del informe se incluyen:

Durante el verano de 2020, millones de estadounidenses se iniciaron o retornaron a la pesca y la navegación.

Los nuevos pescadores y navegantes son más jóvenes, urbanos y diversos. También están muy conectados socialmente.

Entre las razones comunes para iniciarse en estas actividades se encuentran vacaciones y planes de verano cancelados, horarios más flexibles al trabajar desde casa e inspiración por familiares y amigos.

Los nuevos pescadores superaron una serie de barreras como la inexperiencia, la falta de equipos y no tener compañeros de pesca.

Entre los beneficios que más han disfrutado las personas en la pesca y la navegación están la tranquilidad de la naturaleza, el disfrute y el bienestar mental.

La gran mayoría de principiantes planea seguir pescando y navegando. El 94% de los navegantes y el 90% de los pescadores indicaron deseos de continuar en el futuro.

Los motivos personales para seguir participando en estas actividades incluyen tres elementos fundamentales de la pesca y la navegación: la conexión social con seres queridos, el reto y la conexión con la naturaleza que estas actividades ofrecen.

Who’s On Board forma parte de la campaña Vamos a Pescar Get On Board, una iniciativa de servicio público a nivel nacional para difundir los beneficios para la salud y el bienestar de las actividades de pesca y navegación en tiempos de distanciamiento social.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *