Leydin Sorto 17/11/2020

“Nos estaríamos acercando a un impago y eso significa crisis fiscal”

El análisis del Presupuesto Nacional de la República aún se sigue estudiando en la Asamblea Legislativa. Organizaciones como la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) ha pedido que no se apruebe debido a que agudizara la crisis fiscal que vive El Salvador. 

En este sentido el economista Rafael Ernesto Góchez y Carolina Alas, investigadora del Departamento de Estudios Económicos de FUSADES conversaron sobre las inconsistencias en el presupuesto 2021 en una entrevista televisiva.

FUSADES presentó el informe: Presupuesto de Nación 2021 una formula mas para la pobreza y desempleo. “Con la pandemia se solicitaron fondos que han elevado el nivel de endeudamiento del país, que ya era uno de los países más endeudados de América Latina” comentó la investigadora de FUSADES.

“Este presupuesto del 2021 tenía que tener un equilibrio fino entre atender la emergencia y la recuperación de la economía pero sin descuidar la estabilidad fiscal”, agregó la investigadora Alas.

Un presupuesto debe ser un instrumento en el cual se pueda ver las prioridades del gobierno pero cuando se solicita cantidades tan importantes de deuda, esto aumenta el riesgo y en los últimos días el riesgo país ha aumentado.

Existe una brecha desfinanciada por ejemplo “antes de la pandemia ya teníamos una situación bastante difícil. La deuda rondaba el 70% del PIB y al terminar el 2020 tendremos alrededor del 20%”, explicó el economista, Rafael Ernesto Góchez.

“Necesidades hay muchas pero los recursos son pocos, por lo tanto es fundamental establecer prioridades. El déficit fiscal va a llegar al 10% este año y el endeudamiento arriba del 90%, lo cual indica que el riesgo país aumentará y será más difícil conseguir recursos”, agregó Góchez.

Las cifras del presupuesto dicen que la emisión de deuda, nos llevará a un probable impago con todas las consecuencias negativas en la población. por lo que se observa un deterioro en 2020 y el próximo se espera que siga igual, ya que no existe ningún plan para estabilizar las finanzas públicas”, comentaba Alas.

Según el estudio del presupuesto para aumentar y nivelar las finanzas públicas, la mejor vía sería acelerar el crecimiento económico.

“El impuesto sobre la renta del próximo año, en mi opinión, será difícil de llegar a la meta establecida en el presupuesto porque justamente en el 2020 se detuvo la economía”, opina Góchez. “El elemento clave es llegar a un acuerdo fiscal para poder salir adelante de esta crisis múltiple que vive el país

“La sobreestimación de ingresos y omisión de gastos nos lleva a un déficit de más de $4 mil millones, eso implicaría emitir bonos por más de $3 mil millones. Esto nos acercará a una situación de impago”, concluyen ambos expertos.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *