Slider
Dia a Dia News 06/04/2021
Por: Ms. Luis José Samayoa Rodríguez / Abogado y Máster en Asesoría Fiscal y Tributaria 

Ante la aun latente presencia de la pandemia mas potente de la historia de la humanidad y su impacto en el ámbito económico, laboral, social y cotidiano en general, nos encontramos ante una vuelta a los salones de clases bajo la modalidad semipresencial. La incertidumbre en el regreso a clases en medio de una pandemia trae para todos/as los miembros de la comunidad educativa grandes retos y exigencias. Enfrentarse a retos como la infinidad de protocoles de bioseguridad, recursos, falencias, preguntas riesgos y sobre todo incertidumbre, son algunas de las cosas que van a requerir un esfuerzo y resiliencia mayor por parte de los/as involucrados/as.

Primero que nada, debemos de identificar y conocer el significado del término incertidumbre que ahora nos ocupa. Hablamos de incertidumbre cuando nos encontramos ante la inexistencia de seguridad, confianza o de certeza sobre algo, especialmente cuando crea inquietud. Muchas acciones se han enfocado en los protocolos de bioseguridad y medidas de sanitización para erradicar la mayor cantidad de posibles contagios, lo cual forma parte de los mecanismos a implementar. Sin embargo, existen otros elementos de fondo que aun no se han tomado en cuenta y que forman parte inherente de los involucrados en la materia.

Algunas acciones a considerar son las siguientes; primero debemos comprender y aceptar la situación que aun vivimos, más allá del mensaje que nuestro sistema cognitivo nos remite sobre mantener un sistema interno de alarma y amenaza, para poder saber lo que en realidad sucede, como parte de una normalidad gradual. Convertir lo desconocido en algo rutinario, es decir amoldarlo a un entorno de familiaridad en la vida cotidiana. Equilibrar las situaciones de incertidumbre y las adecuaciones a la semi presencialidad, en donde los padres o responsables familiares juegan un rol importante en la toma de las decisiones para sus hijos. Cuidar la salud mental, esto quiere decir el saber implementar estrategias sencillas y practicas para sobrellevar una situación tan compleja como la que vivimos.

Ciertamente, nadie esta cien por ciento preparado para un retorno semipresencial, ni tampoco se ha logrado comprender por las partes involucradas el modelo hibrido-educativo del proceso de enseñanza y aprendizaje de la modalidad semipresencial. Algunas instituciones aun reflejan disyuntivas sobre la diferencia entre las clases virtuales y el aprendizaje virtual (e-learning), y así sucesivamente podríamos mencionar más dificultades.  Sin embargo, esto debe de ser visto como una oportunidad enorme para realizar un trabajo articulado de todos los sectores de la sociedad involucrados en la academia, en donde exista el dialogo, trabajo en equipo, consulta a la población educativa, para construir acciones de beneficio social para lograr una educación inclusiva y progresiva con el objeto de dar un salta de calidad y garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, para promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos/as.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido