Editor 13/01/2021

El Fiscal General Interino Jeffrey A. Rosen emite declaración sobre la incautación del Capitolio de los Estados Unidos.

“Hace una semana, nuestra nación observó colectivamente con horror cómo una turba violenta irrumpió en los terrenos del Capitolio, derribó las barreras de control de multitudes, asaltó a los agentes de policía del Capitolio e invadió el complejo del Capitolio. Se perdieron vidas. El asalto al Capitolio fue intolerable, episodio impactante y trágico en la historia de nuestra nación”, expresó el fiscal Jeffrey.

Así mismo agradece a las autoridades para restablecer el orden: “Estoy agradecido, sin embargo, de que se restableció el orden en el Capitolio y el Congreso pudo cumplir con sus deberes bajo la Constitución de los Estados Unidos. Esa tarde, del Departamento de Justicia, más de quinientos agentes de la ley y agentes del FBI, ATF y los alguaciles estadounidenses se apresuraron al Capitolio. Mientras observaba el desarrollo de los eventos, hablé varias veces con el personal del Departamento de Justicia que estaba en el lugar y coordiné con mis contrapartes en todo el gobierno. También escuché a los líderes de la Cámara y el Senado”. 

También agrega que cuando el Congreso completó su trabajo de certificar a los electores, “nuestro trabajo en el Departamento de Justicia de responsabilizar a los intrusos bajo la ley recién comenzaba. Algunos cargos se presentaron al día siguiente. Esos esfuerzos siguen activos hoy y continuarán hasta hacerse justicia”, agregó el fiscal.

Con respecto al trabajo hasta ahora señala que: “en la última semana, más de 70 personas han sido acusadas penalmente; hemos abierto más de 170 investigaciones; el FBI ha recopilado más de 100.000 pistas digitales del público; y hay mucho más por venir. Los malhechores serán detenidos responsable”.

De igual manera asegura que: “al mirar hacia el futuro, también estamos al tanto de otras protestas planificadas en y alrededor de la próxima inauguración. El Departamento de Justicia apoya plenamente y protegerá el ejercicio de los derechos constitucionales. Pero quiero enviar un mensaje claro a cualquiera que esté contemplando la violencia, amenazas de violencia u otra conducta delictiva: No toleraremos en absoluto cualquier intento de interrumpir la transferencia pacífica del poder el 20 de enero que exige nuestra Constitución. No toleraremos ningún intento de ocupar por la fuerza los edificios gubernamentales”. 

“No hay excusa para la violencia, el vandalismo o cualquier otra forma de anarquía”, resaltó Jeffrey.

Y por último hace un llamado al público estadounidense de esta manera “le pido que, si tiene conocimiento de alguna actividad delictiva o actos violentos planeados, por favor comparta lo que sabe con la policía o el FBI”. 

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *