Editor 13/01/2021

Una nueva encuesta comisionada por Afterschool Alliance y realizada por Edge Research reveló que, por cada niño hispano que está en un programa extraescolar en la actualidad, tres más están esperando ingresar.

La satisfacción hacia los programas extraescolares está en sus niveles más altos entre los padres de familia latinx, pero el acceso limitado, alto costo y otros obstáculos evitan que muchos estudiantes hispanos participen en ellos.

Según la encuesta America After 3PM (Estados Unidos después de las 3PM) reveló que las familias de 24.6 millones de niños en Estados Unidos, no tienen acceso a un programa extraescolar y muchas reportan que el costo es un obstáculo.

Asi mismo, America After 3PM revela significativas inequidades ya que los padres de 55% de los niños latinx, 58% de los niños afroamericanos y 46% de los niños blancos que no están inscritos en un programa extraescolar dicen que inscribirían a sus hijos si pudieran hacerlo.

El nuevo estudio encontró que debido a obstáculos que incluyen acceso, costo y transporte, la cantidad de niños latinx inscritos en programas extraescolares se redujo de 3.8 millones en el 2014 a menos de 2.3 millones en el presente. Esta reducción significa que más niños hispanos no tienen importantes apoyos que pueden ayudarlos a ser exitosos. También indica que, aunque los programas extraescolares financiados con fondos públicos han ayudado a millones de estudiantes, los fondos públicos no son suficientes para satisfacer la demanda actual.

El estudio se basa en las respuestas de más 30,000 familias estadounidenses, incluyendo 4,393 participantes hispanos. Al comparar los resultados con encuestas realizadas en el 2004, el 2009 y el 2014 podemos ver cómo los niños y jóvenes pasaban sus tardes antes de la pandemia y sus significativas implicaciones en nuestro mundo pospandémico.

La directora ejecutiva de Afterschool Alliance, Jodi Grant, dijo: “En esta encuesta los padres de familia latinx reportaron que los programas extraescolares están haciendo un trabajo excelente ayudando a satisfacer muchas necesidades académicas, socioemocionales y otras necesidades de sus hijos. Pero la inversión en las actividades extraescolares no cubre la demanda haciendo que millones de niños estén en una situación de riesgo. La pandemia, que ha afectado particularmente a las comunidades de color, incrementa este riesgo”.

“Los programas extraescolares de calidad son esenciales para el éxito de los estudiantes en la escuela y en la vida. Si queremos salir de esta pandemia más fuertes debemos proporcionarles a todos nuestros niños y jóvenes acceso a las oportunidades de enriquecimiento y a los recursos que los programas extraescolares pueden ofrecerles. Pero esto no es lo que estamos haciendo y, como resultado, las familias latinx están atravesando más dificultades que antes”, agregó la directora.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *