Maricela Sorto 14/01/2021

La compañia alemana líder en ciencia y tecnología, Merck realizó un donativo de 225 mil mascarillas KN95 a instituciones de salud en Centroamerica y el Caribe, de las cuales 45,000 fueron entregadas en el país.

Esta acción por parte de Merck tiene el objetivo de demostrar su compromiso con la búsqueda de soluciones relacionadas con las crisis de salud, ya que reconoce que los retos que enfretan las comunidades de Centroamérica y el Caribe, no sólo es en términos financieros, si no, también sobre la escasez de insumos que se tienen en los hospitales. 

Por lo que en ese sentido, la Directora Médica de Merck en Centroamérica y Caribe, Dra. Verónica Hernández Orellana, indicó que “como empresa especializada en salud atendemos las solicitudes que realiza el gremio hospitalario, contribuyendo siempre con nuestra experiencia y recursos para que tanto los colegas médicos como pacientes en general, puedan superar los retos de salud que se presentan”.

La donación de mascarillas KN95 se realizó a los siguientes centros del país:

  • Hospital Nacional Rosales (Hospital Escuela) – 30,000
  • Hospital Zacamil – 15,000

El tipo de mascarillas donadas por Merck cumplen con los estándares del gremio médico, ya que según datos de la OMS, estás deben  estar certificadas de conformidad con normas internacionales o nacionales para velar por que su desempeño sea el adecuado para los trabajadores de salud.

Además de la contribución de las mascarillas KN95, Merck tambien ha aportado durante los últimos meses con motivo de la pandemia, productos farmacéuticos a través de la Cámara de la Industria Farmacéutica (FEDEFARMA), 14 de millones de Quetzales a Guatemala para ayudar a combatir la pandemia, producción de desinfectante: desinfectantes y alcohol en gel, los cuales han sido donados a varias comunidades.

Asi como también han entregado 300 mil unidades de interferón beta-1a para las investigaciones del tratamiento adaptativo para el COVID-19 y han colaborado para acelerar el desarrollo, la producción y la distribución de vacunas, test y tratamientos para el coronavirus.

De igual manera, han realizado aportes a instituciones generales de salud en Guatemala, Honduras, Panamá, Costa Rica y República Dominicana con el objetivo de equipar a su personal.

Finalmente, la Dra. Verónica Hernández Orellana enfatizó que los demás tratamientos médicos no deben dejarse en pausa debido a que en muchas enfermedades el tiempo es vital, no obstante, resaltó que no se debe olvidar que la continuidad de la higiene, lavado de manos, el distanciamiento físico y otras medidas de prevención como el uso de mascarillas es indispensable para prevenir la transmisión de COVID-19 de persona a persona.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *