Editor 14/01/2021

La Universidad Francisco Gavidia presentó este 14 de enero el “Cuarto informe del impacto socioeconómico del COVID-19” realizado por el Observatorio de Políticas Públicas y el Instituto Ciencia y Tecnología.

Según el informe realizado por el Observatorio de Políticas Públicas, el estudio retoma el entorno internacional y posteriormente aborda el contexto nacional con una serie de datos de organismos internacionales y regionales, de entidades estatales y privadas, como también, datos de elaboración propia, tomando como base el análisis de esos datos.

El maestro Roberto Morán dijo que: “A nivel de la economía global la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD), en su reporte de Perspectivas Económicas emitidos a finales del año 2020, señala que ahora hay una mejor esperanza del resultado de la economía mundial dado que se ha iniciado con la aplicación de las vacunas contra el COVID-19, proceso que en el año 2021 se estará desarrollando. Sin embargo, las restricciones continuarán afectando adversamente a la economía mundial”.

“En nuestra región latinoamericana los datos revelan que hemos tenido la peor crisis en los últimos 120 años, las economías latinoamericanas ya venían mostrando un lento crecimiento, 0.1% en el año 2019 y ahora las proyecciones de la CEPAL, prevén una caída de -7.7% en el 2020, y un crecimiento para 2021 de 3.7%, por lo que no se recuperará ni el 50% de lo perdido”, agregó Morán.

Así mismo menciona que El Salvador es el que refleja la mayor caída en la región centroamericana y tendrá en el año 2020 con el menor crecimiento, con una caída de -8.6%, según datos de la CEPAL, aunque será menor la contracción de lo que se había estimado.La CEPAL también estima que la actividad económica en El Salvador crecerá 3.5% en el año 2021, por lo que se recuperaría menos de la mitad del PIB perdido en el 2020.

También el informe menciona que según la revista especializada en el mundo de los negocios y las finanzas FORBES, El Salvador presentó el mayor riesgo de Centroamérica el 24 de diciembre de 2020, con 7.37 puntos, esto es, cualquier deuda emitida ese día habría pagado un interés de 8.30%, dado que el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense era de 0.93%. Por esto, El Salvador pagará altas tasas de interés, lo cual le resta recursos al Gobierno para financiar los programas sociales.  

Por último, de cara al 2021 recomiendan asegurar la pronta aplicación de vacunas, o de lo contrario, se dificultará la recuperación de la economía. Rescatar al sector cafetalero que tendrá una cosecha 2020-2021 del orden de 650,000qq (2.6 millones de quintales en 2010-2011), con precios muy bajos (promedio anual $194 por quintal en 2011-2012), por lo que tendrán dificultades para pagar sus deudas ($400mm) y habrá mayor desempleo (131 mil empleos en 2010-2011 comparado con 37 mil en 2020-2021): evitemos que desaparezca el bosque cafetalero.

Recuperar el turismo externo, especialmente el de convenciones que era una gran fuente de ingresos, para no poner en dificultad a muchos negocios y facilitar la recuperación de empleos.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *