Mié. Feb 21st, 2024

Por Ismael Cala

Te escribo estas líneas mientras viajo para tomarme unos días de vacaciones. Aunque como he dicho antes, en vista de que disfruto tanto mi trabajo, esto lo veo más bien como unos días de mayor desconexión.

Sin embargo, para muchos de los que vivimos en este lado del mundo, las festividades navideñas representan algunos desafíos importantes a nivel de salud mental y bienestar.

Es común que las fiestas navideñas puedan ser una fuente de ansiedad y nostalgia para muchas personas. La presión de las expectativas sociales, la nostalgia por tiempos pasados, y la imposición de límites saludables a los familiares pueden ser desafíos emocionales difíciles de superar. A continuación, te ofrezco algunas recomendaciones para ayudarte a lidiar con estos desafíos:

Mantén tus expectativas realistas: Es importante recordar que las fiestas navideñas no tienen que ser perfectas. No te sientas presionado para cumplir con las expectativas sociales o familiares. En su lugar, enfócate en disfrutar de la compañía de tus seres queridos y en crear recuerdos significativos.

Crea nuevos rituales: Si te sientes nostálgico por tiempos pasados, considera crear nuevos rituales para las fiestas navideñas. Por ejemplo, puedes comenzar una nueva tradición de hacer galletas navideñas con tus hijos o amigos.

Establece límites saludables: Si tienes familiares que te causan ansiedad o estrés, es importante establecer límites saludables. Por ejemplo, puedes limitar el tiempo que pasas con ellos o establecer límites en las conversaciones que tienes con ellos.

Practica la gratitud: En lugar de enfocarte en lo que no tienes durante las fiestas navideñas, practica la gratitud por lo que sí tienes. Toma un momento para reflexionar sobre las cosas positivas en tu vida y en las relaciones que tienes con tus seres queridos.

Recuerda el verdadero significado de la Navidad: Finalmente, recuerda que el verdadero significado de la Navidad es el amor y la compasión. En lugar de enfocarte en las cosas materiales, enfócate en el amor que compartes con tus seres queridos y en la alegría que puedes traer a los demás.

Como dijo el poeta y dramaturgo británico William Shakespeare: “La compasión es la virtud principal del corazón humano”. Espero que estas recomendaciones te ayuden a lidiar con los desafíos emocionales que pueden surgir durante las fiestas navideñas.

Que estas navidades sean la oportunidad para encontrar espacios de bienestar.

¡Felices fiestas!

Facebook Comments Box

administrador

Compartir esta nota
error: Contenido protegido