Editor 19/01/2021

Un nuevo proyecto de ley, el primero en la nación, limitaría las cirugías médicamente innecesarias en niños intersexuales en California; es decir, en bebés que nacen con diferencias anatómicas en sus genitales.

De acuerdo al Proyecto de Ley 225 del Senado requeriría que los padres esperen hasta que el niño tenga seis años para someterse a cirugías que, por ejemplo, reducirían un clítoris, moverían una abertura urinaria que funcionara o crearían una vagina.

El senador Scott Wiener, demócrata de San Francisco, quien redactó el proyecto de ley, dijo que este tipo de cirugías pueden causar dolor crónico, cicatrices o algo peor. “Estas cirugías pueden tener efectos secundarios significativos, como esterilización permanente o pérdida de la sensación sexual”.

Quienes se oponen al proyecto de ley afirmaron que el gobierno no debería participar en este tipo de decisiones de los padres y los médicos. Los partidarios contrarrestaron un retraso de seis años que les da a los padres tiempo para conocer a sus hijos antes de tomar este tipo de acción.

Por su parte el director de comunicaciones de InterAct, Hans Lindahl, dijo que nadie espera que un niño de seis años tome una decisión, sino que tenga la edad suficiente para hacer alguna aportación. “Lo que estamos buscando es tiempo para que las familias y los médicos comprendan realmente algunos de los riesgos de estos procedimientos. Y en ese punto, generalmente quedará claro en qué dirección se está configurando la identidad de género de un niño”, explicó.

Asi mismo, la directora de política juvenil del Centro Nacional de Derechos de las Lesbianas, Shannan Wilber, dijo que este tipo de cirugías son un retroceso a otras prácticas que ahora son ampliamente condenadas, como la terapia de conversión o las cirugías en personas con discapacidades.

“Con suerte, comenzaremos a educar al público sobre esto, para que las personas con variaciones anatómicas naturales no sean consideradas desviadas de alguna manera, o algo que deba corregirse, sino solo parte de las variaciones naturales en el cuerpo humano”, argumentó Wilber.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *