Maricela Sorto 08/12/2020

Los campus de Los Ángeles cerrarán por completo a partir de mañana para todas las tutorías en persona y los servicios especiales, así lo informó ayer el superintendente Austin Beutner.

“Mi compromiso ha sido proteger la salud y la seguridad de todos en la comunidad escolar”, afirmó Beutner en una entrevista con The Times.

Asimismo, Beutner añadió: “Tenemos un imperativo de que los niños regresen a la escuela lo antes posible, de la manera más segura posible. Pero todo eso entra por la puerta principal, y en la puerta principal está el COVID en la comunidad general de Los Ángeles, que en este momento alcanza niveles extraordinarios y bastante peligrosos”. 

La noticia fue dada a conocer el mismo día que entró en vigencia un decreto general de quedarse en casa para California.

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) apenas comenzaba a abrir las puertas de las escuelas, pues a principios de octubre se empezó a ofrecer tutorías individuales, luego grupos de tres, y empezó a proporcionar otros servicios, como lo es las evaluaciones para estudiantes con discapacidades.

Sin embargo, ya se están llevando a cabo negociaciones con el sindicato de maestros para extender un acuerdo de educación a distancia que expirará a fin de año.

De acuerdo a declaraciones de Beutner, la crisis requiere de un “Plan Marshall para las escuelas”, el cual debería contener cuatro elementos esenciales los cuales son: creación de un entorno escolar seguro, realización de pruebas de COVID-19 en las escuelas, rastreo de contactos, apoyo a la salud mental para niños y financiamiento para instrucción en persona el próximo verano.

Además, ayer el distrito también dio a conocer algunos resultados de una encuesta de padres, que indica que “más de un tercio” de ellos desean enviar a sus hijos de regreso al campus.

Con información de Los Ángeles Times.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *