Editor 11/01/2021

El programa característico de ayuda del gobierno de los Estados Unidos se reabre esta semana, que consiste en ayuda para la pandemia de pequeñas empresas con 284.000 millones de dólares en nuevos fondos y reglas renovadas que tienen como objetivo llevar efectivo a las empresas más necesitadas y acabar con el fraude y el abuso.

La Administración de Pequeñas Empresas (SBA) anunció el viernes que lanzaría una tercera ronda del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP) esta semana, comenzando con pequeñas instituciones financieras comunitarias este lunes y prestamistas más grandes en los próximos días.

La SBA, al dar prioridad a los prestamistas más pequeños, espera abordar las críticas de los legisladores de que las empresas propiedad de minorías y mujeres no obtuvieron suficiente dinero durante las dos primeras rondas de APP el año pasado en comparación con las empresas más grandes.

Los funcionarios de la administración SBA, afirmaron a los periodistas el pasado viernes que esperaban que los fondos fueran suficientes para satisfacer la demanda.

“Todo es genial, pero es realmente complicado”, dijo Dan O’Malley, director ejecutivo de Numerated, que ofrece software de procesamiento de préstamos PPP.

De acuerdo al programa, los prestamistas en nombre del gobierno distribuyen préstamos que pueden ser condonados siempre que el efectivo se gaste en costos elegibles, como nómina y alquiler. Hasta la fecha, el PPP ha distribuido $525 mil millones a través de más de 5 millones de préstamos. El Congreso autorizó los nuevos fondos el mes pasado como parte de otro paquete de estímulo pandémico que también relajó las reglas del PPP sobre quién puede obtener efectivo y en qué se puede gastar.

Entre los cambios clave, las empresas que tomaron efectivo durante las dos primeras rondas podrán obtener un segundo préstamo PPP siempre que puedan mostrar un impacto del 25% en sus ingresos. Para abordar las preocupaciones sobre el fraude, la SBA también está introduciendo nuevos controles de diligencia debida.

Por su parte los prestamistas dicen que, si bien los cambios son positivos, a algunos les preocupa que puedan causar algunos inconvenientes iniciales, especialmente porque los formularios de solicitud actualizados y la guía de reglas de la SBA solo se publicaron el viernes.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *