Maricela Sorto 14/11/2020

El Ministerio de Educación (MINED) llevó alegría y diversión a las familias albergadas en el Centro Escolar Colonia San Rafael, en Soyapango. En dicha institución, se resguarda un total de 104 personas, la mitad de estas son niños y niñas.

“Sonrisas que sanan” tiene como objetivo contribuir a que las niños, niñas y jóvenes enfrenten con optimismo los efectos de la emergencia en los albergues. Todo ello con el restablecimiento de las sonrisas, a través de juegos y diversas actividades que les ayudan a fortalecer la convivencia y la resiliencia. Es decir, producir beneficios mentales y emocionales por medio de la risa a todas las familias afectadas por las pasadas lluvias.

«Es muy importante ver a todas las personas que, en medio de las pérdidas que han tenido, puedan sonreír y sientan paz, en medio de la situación tan difícil», explicó Carolina Ramírez, técnica del Departamento de Gestión de Riesgo y Cambio Climático del MINED.

En dicho centro escolar se encuentran 33 mujeres, 27 hombres, 18 niñas y 25 niños. Todos pertenecen a la comunidad Altamira, y resultaron afectados por la tormenta tropical Amanda. Las familias llegaron a la institución el 1 de junio pasado.

Este viernes, 13 de noviembre, niños y adultos rieron y bailaron con el show cómico de los “Fransortes”. «Hemos estado en muchos albergues en todo El Salvador. Hemos visitado La Unión, Morazán y Chalatenango. Y vamos a llegar a todos los albergues. Sonrisas que sanan; tenemos que llevar más alegría a más albergues”, comentó Fransorte Jr.

El proyecto “Sonrisas que sanan” llegará, en total, a 36 albergues con su risoterapia; esta es una estrategia psicoterapéutica que busca producir beneficios mentales y emocionales a través de la risa.

“Para nosotros es un beneficio, tanto como para adultos y niños, porque nos desestresamos y nos trae mucha alegría”, dijo Milagro Sánchez, quien se encuentra albergada en dicho centro escolar.

Los niños, además, disfrutaron de un refrigerio y recibieron un libro para colorear sobre Educación Vial, gracias al Fondo de Atención a las Víctimas de Accidentes de Tránsito (FONAT).

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *