Slider
Dia a Dia News 06/03/2021

La ciudad de Nueva York reabrió sus cines con importantes medidas de seguridad, casi un año después de que iniciaran su confinamiento, cerrando todo lo referente al sector del entretenimiento.

Muchos de los cines de la ciudad tenían permiso para operar desde octubre, sin embargo los de la metrópolis no habían recibido el visto bueno hasta ayer que el gobernador, Andrew Cuomo definió el 5 de marzo como el primer día de su “vuelta a la normalidad”.

Cuomo también dio indicaciones para tener el permiso de operar, las cuales dicen que los cines tienen que limitar su capacidad al 25 %, y que el número de personas en una misma sala no puede exceder las 50, situación que ha retrasado la apertura de varios establecimientos que consideran que no es económicamente viable recibir tan pocos clientes.

Por otro lado la cadena de cines AMC, si abrió sus trece instalaciones repartidas por toda la gran manzana, así como el icónico Angelika Film Center de Manhattan, que no solo deciden reabrir si no también implementar un nuevo sistema donde las butacas que rodean a las compradas se bloquean automáticamente cuando se adquieren online o en la taquilla, lo que garantiza el distanciamiento social durante la película.

Además, tanto el cine como la cafetería con la que cuenta no aceptarán pagos en efectivo.

Asimismo, el IFC Center, ha incluido pases más baratos en los horarios menos populares para tratar de evitar aglomeraciones, y ha decidido no vender comida ni bebida para incrementar la sensación de seguridad de sus clientes y la película empezará exactamente a la hora especificada para no alargar la estancia en las salas más de lo necesario, por lo que no el espectador no podrá ver tráilers.

“La gente que debería llevar mascarillas tendrían el permiso de quitársela para comer palomitas o beber soda. Hemos decidido, después de hacer encuestas y consultar con nuestros miembros sobre cómo se sentían, no tener puestos de comida”, explicó a la agencia EFE el gerente general del IFC Center, John Vanco.

“Tenemos el objetivo sencillo de que todo el mundo tiene las mismas normas de que hay que llevar mascarillas en el edificio y no hay excepción, (…) lo que significa que todo el mundo se sentirá seguro”, agregó Vanco.

De igual manera, muchos de los cines neoyorquinos a lo largo del Estado están implementando diferentes medidas, a parte de las ya conocidas, como lo es el uso de mascarilla, distanciamiento social y toma de temperatura, esto con el fin de evitar los contagios del coronavirus.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido