Leydin Sorto 27/11/2020

El ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ha recibido reportes por parte de pobladores de Coatepeque, Texistepeque, Masahuat, Ciudad Arce y San Juan Opico sobre retumbos provenientes de cerros vecinos durante lo que va de noviembre. A raíz de lo anterior el MARN ha realizado dos inspecciones a la zona, con el fin de recabar información y descartar que los sonidos tengan alguna relación con sismos locales o actividad volcánica. 

Descripción de los resultados de las inspecciones:

El la inspección realizada el viernes 13 de noviembre se realizó una inspección a la zona del Cerro El Pinalón, ubicado a unos 5 kilómetros al Sur-Oeste de Texistepeque, debido al reporte de la población de una serie de retumbos que se escuchan desde el 06 de noviembre, en la que participó personal del MARN y de Protección Civil del lugar. 

Durante la inspección al cerro no se escuchó nada anormal, sin embargo, al desplazarse por la cima del cerro Tecomatán, escucharon un sonido tipo retumbo que provenía desde lejos, específicamente del occidente del país.

El lunes 16 instalaron un sismógrafo en Texistepeque, el cual hasta la fecha no tiene registrado nada anormal. También, se contrastó lo reportado por la población con el registro del sismógrafo y no se tienen señales que puedan considerarse como actividad sísmica o volcánica.    

El domingo 22 de noviembre el delegado ambiental del MARN en Masahuat, Departamento de Santa Ana, reportó que en el cerro llamado El Muñeco, del caserío El Chilín de Argueta, los lugareños escuchaban estruendos por lo que estaban preocupados. 

El día martes 24 de noviembre realizaron una inspección de parte del MARN en compañía de personal de la Unidad Ambiental de la alcaldía de Masahuat. Algunos lugareños, informaron haber escuchado estruendos del mencionado cerro. Los ruidos se escucharon durante las tormentas Eta e Iota con vientos huracanados y se sugirió que los ruidos fueron causados por viento y truenos de las tormentas.

El MARN, explicó que el equipo sísmico instalado en Texistepeque no reportaba sismos, que los ruidos no provenían de la tierra y que una posibilidad es que eran producto de ráfagas de viento que al chocar con los cerros circundantes generan un eco. No se descartó que pudieran ser de origen antrópico y provenir de otra zona al occidente o de la costa.

El ministerio de medio ambiente concluyó que los ruidos son causados por ráfagas de viento que originan un eco al golpear los cerros cercanos,. Además, no descarto que algunos estruendos provengan de otra zona que no es de los cerros inspeccionados.

Hasta esta fecha, la estación sísmica que se persivio en Texistepeque, así como las otras estaciones del occidente del país, no registra señales que puedan estar asociadas con actividad sísmica local o volcánica proveniente de dichos cerros. Sin embargo el MARN mantiene una vigilancia permanente de las amenazas naturales y tiene estrecha comunicación con la Dirección General de Protección Civil, Guarda Recursos del MARN y los Observadores Locales.

Fuente: Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *