Lun. Mar 4th, 2024
fresas

 Las condiciones climáticas extremas y los cortes de electricidad son especialmente comunes en la temporada invernalSiga leyendo para saber más sobre cómo mantener sus alimentos seguros durante una emergencia.

Prepárese y planifique con anticipación

  • Use un termómetro de refrigerador y congelador y verifique periódicamente que la temperatura del refrigerador sea inferior o igual a 40 °F y que la temperatura del congelador sea igual o inferior a 0 °F.
  • Lleve a cabo un plan con hielo. Averigüe dónde puede conseguir hielo seco o en bloque. Haga cubos de hielo y congele recipientes de agua o paquetes de gel para ayudar a mantener los alimentos fríos cuando haya un corte de energía.
  • Mantenga heladeras frigoríficas a mano para almacenar los alimentos refrigerados si el corte de energía dura más de 4 horas.
  • Congele los alimentos refrigerados que quizás no necesite de inmediato y ubique los alimentos bien juntos en el congelador.
  • Abastezca su despensa con alimentos listos para el consumo (aquellos que se pueden consumir sin cocinar) para varios días, que no requieran refrigeración, almacenamiento en congelador o preparación especial.

En caso de que se corte la energía 

Las bajas temperaturas ralentizan el crecimiento de bacterias perjudiciales. Mantener los alimentos a temperaturas seguras es fundamental para reducir el riesgo de sufrir enfermedades transmitidas por alimentos (también conocidas como intoxicaciones por alimentos).

  • Mantenga las puertas del refrigerador y del congelador cerradas el máximo tiempo posible. El refrigerador conserva los alimentos fríos durante aproximadamente 4 horas, y el congelador mantiene la temperatura durante unas 48 horas (24 horas si está lleno a la mitad de su capacidad) si las puertas permanecen cerradas.
  • Utilice hielo (hielo seco o en bloque, o cubitos de hielo) y recipientes de agua congelada o paquetes de gel para mantener su refrigerador y congelador lo más fríos posible.

Cuando se restablezca la energía 

Antes de consumir cualquier alimento después de un corte de suministro eléctrico, revise las temperaturas dentro de su refrigerador y su congelador.

  • Si el apagón duró 4 horas o menos, los alimentos refrigerados deberían ser seguros para su consumo siempre que las puertas se hayan mantenido cerradas. Cuando la energía se restablezca, verifique la temperatura del refrigerador o del alimento.
  • Los alimentos perecederos (como la carne, las aves, los mariscos, la leche, los huevos o las sobras) con temperaturas de 45 °F o inferiores (medidas con un termómetro para alimentos) deberían ser seguros, pero cocínelos y consúmalos lo antes posible.
  • Deseche cualquier alimento perecedero que haya estado a temperaturas superiores a 40 °F durante 4 horas o más.
  • Si el termómetro del congelador marca 40 °F o menos, la comida está en buenas condiciones y puede volver a congelarse. Si no tiene termómetro en el congelador, verifique cada paquete para determinar su seguridad; no puede fiarse de la apariencia o el olor. Si el alimento aún contiene cristales de hielo o tiene una temperatura de 40 °F o menos, es seguro volver a congelarlo o cocinarlo.
  • Tenga en cuenta que los alimentos perecederos que no se mantienen adecuadamente refrigerados o congelados pueden causar intoxicación si se consumen, incluso después de haberse cocinado bien.

FUENTE U.S. Food and Drug Administration

Loading

Facebook Comments Box
administrador

Compartir esta nota