Dia a Dia News 28/05/2020

Los trabajadores sindicalizados en el centro de enfermería especializada de Windsor Sacramento anunciaron hoy que una mayoría había votado a favor de autorizar una huelga después de que su empleador rechazara repetidos intentos de obtener acceso a equipos de protección personal (PPE) y pruebas de COVID-19. 

La decisión de los trabajadores de autorizar una huelga, si fuera necesario, fue rápidamente respaldada por la junta ejecutiva estatal de su sindicato. Se ha entregado una lista de demandas a Windsor.

De acuerdo con declaraciones durante una conferencia los miembros y líderes de SEIU Local 2015 enfatizaron que no quieren un paro laboral, pero las condiciones en la instalación, propiedad de una gran cadena con un historial de mala gestión tanto durante como antes de la pandemia, han los obligó a dar este paso drástico.

“Estamos en medio de una pandemia, nuestros miembros están trabajando incansablemente para brindar la mejor atención, pero necesitan PPE, pruebas periódicas y mejores condiciones de trabajo para poder hacer su trabajo de manera adecuada y segura”, dijo el Vicepresidente Ejecutivo de SEIU Local 2015 Arnulfo De La Cruz. 

“Nuestro objetivo es siempre evitar una huelga, y el desprecio del empleador por la seguridad y las demandas de sus trabajadores genera preocupaciones de que los pacientes a los que atienden los trabajadores corren un mayor riesgo de infección”, agregó.

Ha habido 89 infracciones de inspección en las instalaciones de Windsor en Sacramento desde 2017 , y tres de ellas son específicas de COVID-19, lo que establece un patrón de mala administración y desprecio por la ley, por lo que los trabajadores expresaron temor y preocupación por la falta de pruebas y EPP que amenaza su seguridad y salud, así como la de sus pacientes.

“Estoy orgulloso del trabajo que hago, cuidando a nuestros más vulnerables durante esta crisis de COVID-19”, dijo la miembro de SEIU Local 2015 con sede en Sacramento y empleado de Windsor, Tamicka A. Ashley.

Asimismo agregó: “La mala gestión de Windsor y la continua falta de transparencia ponen en peligro a mis compañeros proveedores de atención y a nuestros pacientes. Nos preocupamos por los residentes y la administración también debería hacerlo. No podemos realizar nuestras tareas de manera segura sin mejores condiciones de trabajo, que incluyen PPE y pruebas “.

De la Cruz también agregó que creen que la falta de transparencia y negligencia de Windsor continúa poniendo en riesgo a los trabajadores y los pacientes a los que atienden en sus más de 30 instalaciones en California “Ellos presionan al estado para obtener inmunidad general a medida que los casos de COVID en sus instalaciones continúan aumentando, uno de los cuales tiene más de 100 casos confirmados de COVID-19” añadió.

“Si los trabajadores están infectados, los pacientes pueden infectarse y si los pacientes están infectados, los trabajadores pueden infectarse. Hemos intentado negociar con Windsor y seguiremos haciéndolo. Estamos enviando un mensaje alto y claro a Windsor, si no cumplen con nuestras demandas, estamos preparados para llevar esta lucha al siguiente nivel y defender a los trabajadores de primera línea y las vidas de los residentes “, enfatizó.

Inmediatamente después del anuncio de la votación de autorización de huelga, los miembros del sindicato y los organizadores celebraron una Caravana de Cuidadores en las instalaciones de Sacramento, la cual se utilizó para levantar la voz de los trabajadores mientras se observaba el distanciamiento social y otras precauciones de seguridad de COVID-19. 

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *