Dia a Dia News 11/01/2020

En el primer día de la sesión legislativa 2021-22, el asambleísta Miguel Santiago (D-Los Ángeles) , el asambleísta Robert Rivas (D-Hollister) y el asambleísta David Chiu (D-San Francisco) reintrodujeron un proyecto de ley que proporciona asistencia alimentaria de emergencia a los californianos de bajos ingresos que luchan financieramente debido al COVID-19, independientemente de su estado legal.

El AB 221 está co patrocinado por la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), la Asociación de Bancos de Alimentos de California (CAFB) y el Centro Occidental sobre Derecho y Pobreza (WCLP) y es coautor de más de una docena de Asambleístas y Senadores.

“Es inconcebible dejar a la gente con hambre en medio de una pandemia”, dijo el asambleísta Miguel Santiago. “La necesidad de alimentos se ha disparado desde que llegó el COVID-19 hace más de nueve meses, y no disminuirá pronto. El hambre no debería ser una consecuencia de esta crisis de salud y es por eso que continuamos con los esfuerzos del año pasado para brindar asistencia alimentaria de emergencia a los californianos de bajos ingresos ” añadió.

“Ningún californiano, independientemente de su estatus migratorio, debería tener que pasar sin comida”, dijo el coautor del asambleísta David Chiu . “Espero trabajar con mis colegas para asegurar que California apoye a todos nuestros residentes y aborde el hambre durante este momento difícil” agregó.

Asimismo el coautor del asambleísta, Robert Rivas dijo que “COVID-19 ha exacerbado la inseguridad alimentaria en nuestro estado, y AB 221 ayudará a obtener alimentos saludables y de calidad para quienes más los necesitan”.

“Como presidente del Comité de Agricultura de la Asamblea y vicepresidente Presidente del Latino Caucus, me enorgullece ser coautor de esta legislación. Al proporcionar asistencia alimentaria directa a los necesitados, incluidos nuestros residentes indocumentados, esta legislación es esencial para una respuesta y recuperación equitativa ante una pandemia ” añadió Rivas.

Por su parte la coautora, la senadora Susan Rubio (D-Baldwin Park) comentó: “Necesitamos ayudar de inmediato a nuestras familias de clase trabajadora, especialmente en nuestras comunidades de inmigrantes, que han sido devastadas por la pandemia de COVID-19. Es fundamental que les brindemos asistencia directa, muchos de los cuales a menudo arriesgan sus vidas para brindarnos nosotros con servicios esenciales “. 

Rubio agregó: “Espero trabajar con mis colegas en una legislación que brindará algún alivio a quienes más lo necesitan”.

También el  Director de Política y Defensa de CHIRLA, Joseph Villela dijo:“La tasa de infección por COVID 19 en California ha llegado a más de 2,5 millones de casos y la pérdida de vidas se acerca a las 30.000”.

Villeda enfatizó que “El costo humano, el estrés financiero y la inseguridad alimentaria se han vuelto más agudos entre los más vulnerables. Estamos orgullosos de ser un socio en el avance de AB 221 para brindar alivio inmediato a las familias y trabajadores que experimentan inseguridad alimentaria “.

Además el defensor de políticas de Western Center Christopher Sánchez expresó que “Western Center se enorgullece de copatrocinar AB 221 junto con CHIRLA, la Asociación de Bancos de Alimentos de California y los asambleístas Miguel Santiago, Robert Rivas y David Chiu para brindar de inmediato asistencia alimentaria de emergencia a las personas que más la necesitan. Desde que se vetó un proyecto de ley similar el año pasado, el hambre en California empeoró, pero los ingresos estatales mejoraron inesperadamente ”. 

De acuerdo con el Director de Relaciones Gubernamentales de CAFB, Andrew Cheyne a medida que  la pandemia y sus consecuencias económicas se han profundizado, particularmente para las comunidades de color de bajos ingresos, la necesidad de asistencia alimentaria de emergencia disponible para todos se ha vuelto más grave.

El COVID-19 ha paralizado inesperadamente la economía de California y abrumado los programas de la red de seguridad social estatales y federales, por lo que por el momento se encuentran administrando CalFresh, un programa financiado por el gobierno federal que brinda beneficios alimentarios mensuales a personas y familias de bajos ingresos.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *