Slider
sorto 03/04/2021

Una alianza de tres años desarrollará un proyecto en D.C. para educar y divulgar información sobre el sueño seguro para los bebés. Los Institutos Nacionales de la Salud y el gobierno del Distrito de Columbia se han unido para aumentar la conciencia entre los padres y cuidadores del distrito sobre la forma de reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del bebé (SIDS, por sus siglas en inglés) y otras causas de muertes infantiles relacionadas con el sueño, como la asfixia accidental.

Las causas de muerte relacionadas con el sueño incluyen el síndrome de muerte súbita del bebé, la muerte súbita e inesperada del bebé menor de un año que no tiene causa conocida, aún después de una investigación completa, y la asfixia u otras muertes debidas a un ambiente de sueño inseguro.

La campaña Seguro al Dormir, liderada por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver de los NIH (NICHD), trabajará con la Oficina del Jefe Forense del Distrito de Columbia, la iniciativa Thrive by Five de DC y otros grupos del distrito para comprender los vacíos de información o servicio relacionados con la seguridad del sueño en bebés y determinar la forma en que esos vacíos contribuyen a las muertes y los riesgos para las familias en el distrito. La colaboración, conocida como el proyecto D.C. Safe Sleep Education and Outreach, desarrollará e implementará una campaña de difusión y concientización para informar a los padres de familia y cuidadores de D.C. sobre cómo pueden cubrir estos vacíos.

“Al combinar la ciencia con prácticas de sueño seguro y adaptar los mensajes y actividades de sobre sueño seguro para los padres de familia y cuidadores del área, esta nueva colaboración tiene el potencial de salvar vidas de niños”, señaló Diana W. Bianchi, médica y directora de NICHD. “Estamos entusiasmados por trabajar con nuestros colegas del gobierno del Distrito de Columbia y otros grupos locales para ayudar a los bebés y las familias a prosperar”.

“Todos los padres y cuidadores desean que sus niños tengan el mejor comienzo en la vida”, indicó el Dr. Francisco J. Díaz, jefe médico forense del distrito. “El proyecto D.C. Safe Sleep Education and Outreach entregará a las familias información valiosa sobre la forma de ofrecer el ambiente para dormir más seguro posible para sus pequeños, y así reducir las muertes relacionadas con el sueño en el distrito y entregar oportunidades para que cada niño tenga un sólido inicio en la vida”.

“Estoy emocionado con esta colaboración y las alianzas que está gestando para avanzar hacia soluciones sustentables y resultados más positivos para nuestros bebés. Junto con las familias, podemos asegurarnos de que nuestros bebés tengan todo lo que necesitan para crecer, y eso incluye ambientes y prácticas para un sueño seguro”, indicó la Dra. Faith Gibson Hubbard, directora ejecutiva de Thrive by Five.

El NICHD y sus colaboradores, incluidos la Academia Americana de Pediatría (AAP) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), lanzaron la campaña Seguro al Dormir® como la campaña Dormir Boca Arriba en 1994 para generar consciencia entre los cuidadores y los proveedores de servicios de salud acerca de las formas de reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del bebé. Los colaboradores expandieron la campaña a Seguro al Dormir® en 2012 para centrarse en la reducción de riesgos de muerte infantiles por otras causas relacionadas con el sueño, como la asfixia.

La campaña traslada las recomendaciones de la AAP para un sueño seguro de los bebés a mensajes, recursos educacionales y materiales de difusión destinados al público general y a los proveedores de servicios de salud. Los mensajes claves incluyen poner a los bebés siempre boca arriba para dormir y usar una superficie firme y plana, como un colchón en una cuna que cumpla con las normas de seguridad y darle el pecho.

Hallazgos recientes de investigación publicados conjuntamente por el NICHD, el CDC y la Administración de Recursos y Servicios de Salud sugieren que otras prácticas de sueno seguro, como mantener las cobijas sueltas y objetos blandos o acolchonados fuera del área de sueño del bebé y compartir habitación con los padres en vez de compartir cama, tampoco se conocen. Como resultado, los padres y los cuidadores pueden, sin saberlo, generar un ambiente inseguro para dormir y poner en riesgo a los bebes.

Con orientación y apoyo técnico del NICHD, la Oficina del Jefe Forense, Thrive by Five DC y otros asociados evaluarán los datos existentes sobre mortalidad de infantes y los recursos y elementos educativos sobre seguridad al dormir con que cuenta el distrito, para determinar si se necesitan sistemas de apoyo y comunicaciones adicionales para asegurar que los padres y cuidadores hagan elecciones óptimas relacionadas con la seguridad de los bebés al dormir.

A través de grupos de sondeo y encuestas en línea, identificarán cualquier barrera que no afecte las prácticas de sueño seguro entre los residentes del área y desarrollarán intervenciones para abordar esas barreras. También identificarán y probarán mensajes y materiales sobre un sueño seguro, haciendo énfasis en las necesidades y sugerencias de las comunidades con la mayor cantidad de muertes infantiles relacionadas con el sueño.

Una vez que se completen las pruebas, estos mensajes serán la base para la campaña, que supondrá un esfuerzo de difusión completo que incluirá eventos comunitarios, medios locales y líderes religiosos de la comunidad, anuncios de servicio público y difusión en los medios. La oficina del Dr. Díaz señala que el proyecto centrado en D.C. probablemente se lanzará a fines de 2021.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido