DDN Editor 21/02/2021

La agencia de Administración de Salud y Seguridad Ocupacional del Departamento de Trabajo de Estados  Unidos (OSHA, por sus siglas en inglés), alega que la compañía Arrow Plumbin, permitió que un empleado trabajara en una zanja sin protección para la cabeza mientras estaba expuesto a peligros de golpe, luego que esta acordará adoptar un programa integral de seguridad de zanjas.

La compañía Arrow Plumbin, tenía dos años desde que acordó la adopción, cuando los inspectores federales que respondieran a una queja en 2020, encontraron a otro de los empleados que trabajaba en por lo menos 7 pies bajo tierra en una zanja desprotegida en Grain Valley.

Por lo que, OSHA citó al contratista de Oak Grove por dos violaciones repetidas y dos graves de las normas de excavación de zanjas, y propuso multas totales de $299,590. Así también, alegó que el contratista no proporcionó salvaguardas básicas contra el colapso de la zanja, como una caja de zanja o material de apuntalamiento, y expuso a un empleado que trabaja en una zanja a líneas eléctricas y de gas no aseguradas. La agencia también alega que la compañía permitió que un empleado trabajara en una zanja sin protección para la cabeza mientras estaba expuesto a peligros de golpe.

“Después de que un colapso fatal de una zanja provocó la muerte de un empleado, el propietario de Arrow Plumbing firmó un acuerdo de conciliación con OSHA en septiembre de 2018, en el que acordó implementar un programa integral de seguridad de zanjas. Sin embargo, Arrow Plumbing no implementó el acuerdo. Los empleadores deben seguir los procedimientos de seguridad adecuados para las zanjas y proteger a los trabajadores de los peligros graves y, a veces, fatales de trabajar en zanjas sin protección”, dijo la administradora regional de OSHA, Kimberly Stille, en Kansas City .

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *