Maricela Sorto 23/12/2020

El número de muertos del condado de Los Ángeles por COVID-19 ha cruzado la marca de 9,000 personas, mientras que los hospitales continúan publicando números récord de pacientes con coronavirus días antes de Navidad, que podrían exacerbar aún más la pandemia ya que los residentes desobedecen los protocolos que prohíben las reuniones.

El condado informó ayer 88 muertes relacionadas con el coronavirus, y esa cifra que ni incluía un registro de un solo día de 14 muertes confirmadas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Long Beach y una muerte adicional anunciada por los funcionarios de salud de Pasadena.

Las nuevas muertes elevaron el número acumulado de muertos en todo el condado a 9,031. De acuerdo con los funcionarios de salud del condado más de 1,000 personas murieron a causa del virus solo en las últimas dos semanas, y el condado tuvo un promedio de 73 muertes por día durante ese tiempo, aproximadamente una muerte cada 20 minutos.

Los funcionarios de salud del condado también informaron otros 12,954 casos del virus, mientras que Long Beach agregó 436 y Pasadena informó 84. El total acumulado de casos desde el inicio de la pandemia fue de 648 mil 62.

El número de personas hospitalizadas debido al COVID-19 hasta ayer era oficialmente de 5,866, aunque el sitio web de seguimiento de virus del estado puso el número mucho más alto, en 6,155. Según el Departamento de Servicios de Salud del condado, los 70 hospitales del condado con departamentos de emergencia tenían un total de 768 camas disponibles hasta el martes, incluidas 71 camas de UCI, solo 38 de esas camas de UCI para adultos.

Los funcionarios de salud pública dijeron que de los 5,866 pacientes del hospital reportados por el condado el martes, el 20%, o alrededor de 1,173 personas, estaban en la UCI.El condado tiene una capacidad total de UCI con licencia de aproximadamente 2.500 camas. 

Según el DHS del condado, los hospitales aumentaron su capacidad para operar un promedio diario de 2,660 camas de UCI la semana pasada. En promedio, esas camas fueron ocupadas diariamente por 996 casos confirmados o sospechosos de COVID-19, o alrededor del 37% de las 2660 camas con personal. La semana pasada, los hospitales tenían un promedio diario de 55 camas de UCI abiertas y con personal.

Esos 70 hospitales operaron un promedio diario de alrededor de 10,000 camas fuera de la UCI la semana pasada, con el 36% de ellas en un día determinado ocupadas por pacientes confirmados o sospechosos de COVID-19, y solo alrededor de 300 camas con personal y disponibles cada día.

El aumento de casos que ha devastado el condado desde el Día de Acción de Gracias tiene a los funcionarios de salud pidiendo a los residentes que se queden en casa durante la Navidad y eviten las reuniones con amigos y parientes ajenos a su hogar. Las autoridades dicen que el incumplimiento de esa advertencia por parte de los residentes en Acción de Gracias condujo directamente al aumento actual del virus, que ha triplicado el número promedio diario de nuevos casos en las últimas tres semanas.

Con información de MyNewsLA.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *