El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden celebró que se han administrado ya más de 300 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus en el país, esto en tan solo 150 días en el poder, sin embargo, el festejo es parcial pues encuentran poco probable alcanzar la meta que se habían propuesto para el 4 de julio, pues la campaña de vacunación se ha ralentizado en las últimas semanas.

De seguir así la variante delta del coronavirus hará “mucho daño” en algunas zonas de su país, advirtió el mandatario. “No llegaremos a tener que confinar nada, pero en algunas áreas hará mucho daño”, dijo Biden en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca.

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el jefe de estado quería que el 70% de los adultos estadounidenses recibieran al menos una dosis para la primer semana de julio, específicamente para el día cuatro , y esa proporción se sitúa ahora en el 65%, sin avanzar demasiado de un día para otro.

Asimismo, los CDC indicaron que los expertos estadounidenses están pendientes de la evolución de la variante Delta en territorio norteamericano, ya que es más contagiosa y supone ya el 10 % de todos los casos de coronavirus detectados en Estados Unidos.

Esta nueva variante hará que la gente que no esté vacunada esté todavía más vulnerable de lo que estaban hace un mes”, subrayó Biden. De igual manera agregó que esa variante es “potencialmente más mortal” que otras y “particularmente peligrosa para los jóvenes”, algo que le preocupa “seriamente”.

Por tal razón instó a todos a vacunarse por completo para que el país pueda “celebrar la independencia del virus” cuanto antes.

#COVID19 #EEUU #JoeBiden

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido