El Salvador fue protagonista de dos grandes eventos en materia de béisbol que proyectaron positivamente a esta disciplina en el país, tanto por el lado deportivo como en el organizativo, tanto así que La Serie Internacional de la Amistad, en la que por primera vez una selección absoluta de Cuba competía en el país y la XLV Serie Latinoamericana Williamsport Senior (13-16 años), repitieron emociones en la fanaticada local por la gran calidad de espectáculos que se disputaron este año en el diamante del Parque Nacional Saturnino Bengoa Urrutia, organizados por la Federación Salvadoreña de Béisbol.

El primero de estos eventos se llevó a cabo del 15 al 17 de febrero,y contó la participación de la Selección Nacional de Cuba, que se preparaba para participar en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú el cual está conformado por las principales figuras de la pasada Serie Nacional de ese país. 

El equipo antillano se midió a un combinado nacional conformado por jugadores de la Selección Nacional de El Salvador y estrellas de la Liga Nacional de Béisbol mayor, ya que en ese momento se disputaba la XXIV edición del torneo local, la cual fue ganada a finales de mayo por el equipo Shopping Center.

El equipo cubano estaba dirigido por el campeón olímpico Eduardo Paret, y contó con figuras de gran renombre como Frederich Cepeda y Yosvani Alarcón, mientras que Jorge Luis Avellán dirigió al equipo local, que en sus filas contó con importantes peloteros nacionales como Jhonny Villatoro, quien a principios del mes de diciembre recibió la Espiga Dorada como estrella del béisbol 2019. 

Cuba se llevó la serie al obtener dos victorias en los tres compromisos. En el primer choque se impusieron 11 carreras por 6, en el segundo repitieron 9 por 4, pero en el tercer desafío El Salvador se impuso 6 por 3. La victoria nacional se amparó en una gran actuación del lanzador Carlo Teller, quien trabajó durante ocho entradas dominando a la recia ofensiva cubana. 

Lo mejor de región

La fanaticada local llenó de par en par las tribunas Saturnino Bengoa con la serie amistosa ante Cuba; El Salvador se vistió de gala en el mes de junio (Del 22 al 30) para organizar por primera vez en la historia la XLV Serie Latinoamericana Williamsport Senior (para jugadores de 13 a 16 años), evento en la que el campeón tendría el honor de representar a la región en la Serie Mundial, a celebrarse un mes más tarde en la ciudad de Easley, Carolina del Sur (EEUU).

Asimismo, estuvieron presentes México, Panamá, Nicaragua, Guatemala, Costa Rica y Honduras.

El equipo que representó a nuestro país tuvo una intensa preparación desde inicios del año, tanto a nivel local como fuera de nuestras fronteras para encarar el evento y no nos  defraudó, ya que fue uno de los equipos más contundentes en la ronda eliminatoria, y pese a caer en semifinales ante Nicaragua 2 carreras por 1, se alzaron con el tercer lugar del torneo al imponerse a México 6 por 5 en el choque por el bronce.

El salvadoreño Adrián Jiménez fue el gran héroe del torneo al compartir el liderato de bateo con su compañero Jesús Molina (.778, siete hits en nueve turnos), liderar el departamento de remolques (6) y encabezar el apartado de efectividad (0.00). Debido a esta gran actuación, Jiménez fue designado como el Jugador Más Valioso del evento. Jiménez fue distinguido a principio de diciembre con el premio a la Promesa Masculina del deporte nacional en la entrega de la Espiga Dorada.

Ambos eventos fueron elogiados por su organización y sentaron un precedente para futuras competencias internacionales a disputarse en El Salvador en los próximos años.

Con información de Fedebeis SV
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido