Redacción, Fidel López.

Si hay un escenario deportivo del que la selección de Panamá nunca ha salido viva en encuentros oficiales, ese es el Estadio Cuscatlán.

La serie histórica entre estas dos selecciones se remonta a 1976, cuando ambas escuadras se enfrentaron por primera vez en las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo de Argentina 1978.

En su serie particular, los panameños visitaron el Coloso de Monserrat en cinco ocasiones las que cuentan por derrotas, no obstante El Salvador sí ha logrado sacar puntos de suelo panameño.

La primera vez que la selección canalera visitó a El Salvador fue el 1 de septiembre de 1976, en esa ocasión la selecta sacó un triunfo contundente con marcador de 3-1, ante unos 40,000 aficionados que se dieron cita al Estadio Cuscatlán.

Cabe destacar que en el partido realizado en suelo panameño, El Salvador logró un empate 1-1, comenzando el dominio de la serie desde sus inicios.

Cuatro años mas tarde, en el camino hacia España 82, el destino volvió a cruzar a cuscatlecos y canaleros, y en esa ocasión los nacionales ganaron los dos encuentros frente a la Marea Roja.

A El Salvador le tocaría visitar primero al combinado panameño, en esa ocasión la azul y blanco venció 1-3 al conjunto canalero; gestando la única victoria que los nacionales han sacado en el que para esa época se llamaba “Estadio Revolución (hoy llamado Romel Fernández).

En el juego de vuelta celebrado en San Salvador, la selección de Panamá salió goleada con marcador de 4-1 con una brillante actuación de Jorge “El Mágico” González.

Valga destacar que en esa eliminatoria El Salvador clasificó al segundo y último mundial de su historia.

Para Francia 1998 la serie se tornó más pareja; siempre a El Salvador le tocó visitar primero y en suelo panameño el combinado cuscatleco empató 1-1. Pero en el encuentro de vuelta celebrado en San Salvador el 10 de noviembre, la selecta ganó con un agónico 3-2 a Panamá dejándola sin opciones de clasificarse a la hexagonal final.

La última vez que salvadoreños y panameños se enfrentaron en eliminatoria mundialista fue en 2008. El 15 de junio de ese año Panamá aprovechó su condición de local al imponerse 1-0, llevando una leve ventaja al juego de vuelta que una semana más tarde se realizaría en suelo salvadoreño.

El 22 de junio para la selecta no pintaba nada bueno el panorama porque sobre los primeros impases del partido Panamá conseguía anotar de visita, y eso obligaba a la selecta a buscar tres goles de diferencia para poder seguir con vida.

Todo comenzó al minuto 70 cuando ya el Cuscatlán era un pantano debido a la intensa lluvia que había caído sobre la capital salvadoreña. Fue Eliseo Quintanilla el que abrió la ruta de una remontada épica con la que El Salvador consiguió ganar por 3-1 y dejar sin opciones a los canaleros. Un recuerdo que todavía duele en la memoria deportiva de la marea roja.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido