Maricela Sorto 14/01/2021

Los arreglos funerarios se encontraban pendientes hoy por la mañana, para la Sargento Amelia “Terry” Martínez, quien fue asignada a la División Hollenbeck, murió el martes a los 53 años por complicaciones del COVID-19.

“Le agradecemos su servicio y lo extrañaremos mucho”, dijo el jefe Michel Moore. “Que Dios le dé la bienvenida a casa y que Dios bendiga al Departamento de Policía de Los Ángeles”, añadió.

Moore también dijo que a Martínez le sobreviven sus hijos, Robert y Steven, y su hija Amanda Lara, así como su madre y hermanos.

De igual manera su oficial al mando, el capitán Rick Stabile publicó a través de su cuenta de Twitter que Martínez “sirvió a los ciudadanos de Los Ángeles durante más de 27 años. Ella era amada por los oficiales y la comunidad “.

Martínez se convirtió en el tercer oficial de LAPD y el quinto empleado de LAPD que murió de COVID-19.

Además en un comunicado publicado anoche, el gobernador Gavin Newsom dijo que él y su esposa estaban “profundamente entristecidos” al enterarse de la muerte de Martínez, y agregó que las banderas en el edificio del capitolio estatal ondearían a media asta en su honor.

“Su valentía, décadas de servicio desinteresado a la gente de Los Ángeles y sacrificio nunca serán olvidados”, dijo Newsom en el comunicado. “Ofrecemos nuestro más sentido pésame a su familia, amigos, colegas y miembros de la comunidad de Los Ángeles mientras lamentan su pérdida”.

Los otros empleados de LAPD que han muerto por complicaciones del coronavirus son el representante del Servicio de Policía Raymond Guerrero, de 24 años, ; Sargento. Fred Cueto, un veterano de 22 años; la oficial de detención Erica McAdoo, de 39 años, y el oficial Valentin Martínez, de 45.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *