Recientemente, y antes de la salida repentina del Fiscal General de la República, Raúl Melara, la Fiscalía General de la Republica (FGR), realizó una acusación formal en contra del exalcalde de San Salvador y exdiputado de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, a quien le adjudicaban de los delitos de fraude electoral y agrupaciones ilícitas y quien anteriormente no había sido procesado por tener fuero político.

Asimismo, se le instó a presentarse a su audiencia inicial, ya que de no ser así sería considerado como prófugo de la justicia.

Dichas acusaciones rápidamente tuvieron eco, ya que el ex funcionario se pronunció al respecto.

Sin embargo, ayer en horas de la tarde, sus palabras cambiaron repentinamente, ya que se confirmó el asilo de este en el país hermano de Honduras, por una supuesta persecución política del jefe de Estado, Nayib Bukele.

Dicha persecución política también hizo eco en el mandatario, Nayib Bukele, ya que también se pronunció al respecto.

Y finalmente, este día a las 9:00 a.m. iniciarían con la audiencia del ex funcionario del Órgano Legislativo, pero como se tenía previsto, este no asistiría.

Compartir

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido