DDN Editor 22/02/2021

El alcalde  de los Ángeles, Eric Michael Garcetti, se unió hoy al presidente Biden y a los líderes de todo Estados Unidos,  para ordenar que todas las banderas ondeen a media asta, en honor a los más de 500 mil estadounidenses fallecido por el COVID-19.

A través de un comunicado, Garcetti, dijo que más de 500 mil vida tomadas por COVID-19, es una pérdida es que es “casi incomprensible”, y que detrás de esta cifra hay nombres, estadísticas, historias, así como familias que extrañan a sus ser querido.

“Aquí en Los Ángeles, este virus despiadado ha extinguido a casi 20 mil almas: el amigo o compañero de trabajo que te saluda con una sonrisa cada mañana; el padre que arropaba a sus hijos bien cada noche; la abuela, la dueña del restaurante, la barbero, la compañera de clase, los pilares mismos de nuestras comunidades”, dijo.

Asimismo, en su comunicado expresó que en honor a las víctimas la bandera del país es bajada esta noche.  “Está en sus recuerdos que debemos abordar los meses venideros con un sentido renovado de resiliencia y determinación, porque, como tantas otras cosas en este año sin precedentes”, dijo Garcetti.

“Marquemos este hito sombrío con una reflexión solemne. Trabajemos para marcar el comienzo del día en que se eviten más muertes innecesarias y ya no sea necesario ondear nuestras banderas a media asta. Sigamos marchando por el camino de la curación, la salud, la recuperación y la reconstrucción”, concluyó el comunicado.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *