Editor 20/01/2021

Royal Caribbean Group anunció este 20 de enero que ha celebrado un acuerdo definitivo para vender su marca Azamara a Sycamore Partners, una firma de capital privado especializada en inversiones de consumo, venta minorista y distribución, en una transacción de desinversión de activos no estratégicos (“carve-out”) en efectivo por $201 millones, sujeta a ciertos ajustes y condiciones de cierre.

Según la compañía de Cruceros Royal Caribbean, Sycamore Partners adquirirá en su totalidad la marca Azamara, incluida su flota de tres buques y la propiedad intelectual asociada. La transacción está sujeta a las condiciones convencionales y se espera que se cierre durante el primer trimestre de 2021.

El presidente y director ejecutivo de Royal Caribbean Group, Richard D. Fain afirmó que: “Nuestra estrategia ha evolucionado y busca destinar más de nuestros recursos en tres marcas globales: Royal Caribbean International, Celebrity Cruises y Silversea, así como también trabajar para que crezcan conforme salimos de este período sin precedentes”.

Fain destaca que “Aún así, Azamara sigue siendo una marca sólida con un enorme potencial de crecimiento, y el historial de Sycamore demuestra que serán buenos administradores de lo que el equipo de Azamara ha desarrollado durante los últimos 13 años”.

Por su parte, el director general de Sycamore Partners, Stefan Kaluzny dijo: “Nos complace que Royal Caribbean Group haya confiado a Sycamore el apoyo a Azamara en su próxima fase de crecimiento”. Ademas reiteró, “Nos entusiasma asociarnos con el equipo de Azamara y continuar su larga trayectoria de éxito en la atención de los clientes leales de la marca.  Creemos que Azamara seguirá siendo una excelente opción para los viajeros exigentes a medida que la industria de los cruceros se recupere con el tiempo”.

De acuerdo al anuncio, la propuesta de valor y las operaciones de Azamara seguirán siendo consistentes bajo el nuevo arreglo, y Royal Caribbean Group trabajará en estrecha colaboración para lograr una transición fluida para los empleados, clientes y otras partes interesadas de Azamara.

Por último, menciona que la transacción tendrá como resultado un cargo único por deterioro, sin efectivo, de aproximadamente $170 millones. Sin embargo, no se espera que la venta de Azamara tenga un impacto material en los resultados financieros futuros de Royal Caribbean Group.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *