Jue. Feb 9th, 2023
Escucha este artículo

Locales sindicales del Sindicato de Trabajadores Unidos de la Industria de Alimentos y el Comercio (UFCW), que representan a 100,000 trabajadores de tiendas propiedad de Kroger y Albertsons en doce estados y el Distrito de Columbia, se unieron hoy en Washington, D.C. Para exigir a los reguladores que detengan la consolidación propuesta entre las dos cadenas de supermercados más grandes del país. Los trabajadores detallaron los devastadores impactos que causará a los trabajadores, proveedores como productores agrícolas y rancheros, así como consumidores, si la fusión es aprobada por la Comisión Federal de Comercio (FTC). 

“Los trabajadores esenciales de supermercado se han opuesto rotundamente a esta  propuesta consolidación desde el primer día porque nosotros sabemos que podría causar que las tiendas cierren, que se pierdan trabajos y que aumenten los precios», dijo Faye Guenther, Presidenta del Local 3000 de UFCW. “Está claro después de esta audiencia, que Kroger y Albertsons no tienen planes sobre cómo operar esta propuesta mega-compañía y que solamente están diciendo cualquier cosa que puedan decir para  que la fusión sea aprobada por la FTC sin ninguna consideración por las familias trabajadoras que ellos emplean y a las cuales dan servicio. Nos agrada que la Senadora Amy Klobuchar (D-MN) y el Senador Mike Lee (R-UT) hayan convocado esta audiencia para realmente profundizar sobre los impactos que esta fusión tendrá en nuestras comunidades y para pedir que los directivos (CEOs) se hagan responsables por el sustento de los trabajadores”.

Los trabajadores esenciales hablaron en una conferencia de prensa antes de la audiencia del Subcomité Judicial del Senado sobre Política de Competencia, Antimonopolios y Derechos del Consumidor, donde los senadores cuestionaron a los directivos de Kroger y Albertsons sobre la consolidación.

Trabajadores de supermercados miembros de los locales de UFCW compartieron lo siguiente:

“En unos cuantos meses Haggen cerró. Miles de mis compañeros de trabajo y yo perdimos nuestros empleos. Yo tuve que ingeniármelas con dos trabajos: limpiando casas y trabajando de mesera para poder cubrir mis gastos y alimentar a mi familia”, dijo Lugretzia Berg, miembro del Local 770 de UFCW  y Supervisora de una tienda Vons (Albertsons) de Camarillo, California, cuya tienda cerró como parte de la fusión de Albertson-Vons en el 2014. “Todos fuimos puestos en una lista de espera para poder regresar a los trabajos en Vons. Tuvimos que volver a solicitar trabajo para un nuevo puesto. Mis compañeros de trabajo estuvieron desempleados por un año o más y algunos nunca pudieron recuperar sus empleos. Otros regresaron pero con salarios más bajos y nunca han podido recuperar el estándar de vida que tenían antes de la fusión. Nosotros no queremos pasar por la misma devastadora experiencia otra vez”. 

“Tengo miedo por lo que esta consolidación va a significar para mí como trabajador y qué va a pasar con mi trabajo cuando cientos y cientos de tiendas locales sean cerradas”, dijo Andrés Becerril, un supervisor de King Soopers (Kroger) por 12 años y miembro del Local 7 de UFCW. “No se trata solamente de mí. Esta consolidación podría crear un efecto dominó para posiblemente miles de empleados de supermercado y sus familias: pérdida de salarios, pérdida de sueldos, pérdida de beneficios tales como plan de pensión y cobertura médica, así como precios de comida más caros. Nuestros proveedores agricultores y rancheros que crean empleos en Colorado en Wyoming también serán afectados y esta nueva mega-compañía controlará los precios de los estantes sin ninguna competencia.Nosotros hacemos un llamado a la FTC para que escuche nuestras preocupaciones y detenga esta fusión”.

“Está consolidación está basada en pura ambición; yo quiero que los ejecutivos  y los banqueros de Wall Street que cocinaron esto sepan qué tan devastador será para los trabajadores y los clientes”, dijo Judy Wood, una decoradora de pasteles en Albertsons por 34 años y miembro del Local 324 de UFCW. “Las tiendas van a aumentar los precios sin ninguna consecuencia porque ellos no van a enfrentar ninguna competencia. Kroger va a cerrar tiendas que estén muy cerca una de otra, dejando a los consumidores sin opciones y a los trabajadores sin su trabajo. Se estima que más de 5,700 trabajadores podrían perder sus empleos tan sólo en el Sur de California. Entonces, nosotros necesitamos hacer todo lo que podamos para luchar en contra de esta consolidación”. 

“En los últimos tres años hemos pasado por la experiencia de la pandemia del Covid y yo y mis compañeros de trabajo hemos servido a nuestra comunidad y a nuestros empleadores proporcionando servicios esenciales en un tiempo de crisis. Todos nosotros hemos ayudado a operar nuestras tiendas” dijo Naomi Oligario, una cajera de Safeway (Albertsons) por 37 años y miembro del Local 3000. Todos estamos preocupados con esta consolidación y el pago de $4 mil millones en dividendos a los ricos accionistas en lugar de invertirlo en nosotros los trabajadores que ayudamos a hacer las ganancias. Necesitamos tiendas más seguras y nuestros clientes necesitan precios más bajos, necesitamos más competencia, no menos”. 

“Estos cuates de inversiones privadas no son de la industria de los supermercados. Ellos nunca han trabajado en alguna de nuestras tiendas. A ellos no les importan nuestros negocios, todo lo que les importa es hacer dinero para ellos”, dijo Jane St. Louis, empleada de enfrente de Safeway (Albertsons) y miembro del Local 400 de UFCW. “Y ahora están tratando de darse un dividendo de $4 mil millones incluso antes de que la consolidación sea revisada por la FTC. ¿Qué me depara el futuro trabajando para una compañía sin dinero? ¿Safeway cómo podrá cumplir su promesa de mantener los fondos de nuestra pensión? Ustedes se pueden dar cuenta porqué trabajadores como yo estamos preocupados”.

Antecedentes:

Desde el primer día que la consolidación fue anunciada, los locales sindicales de UFCW, Local 5, Local 7, Local 324, Local 367, Local 400, Local 770, Local 1442, Local 3000 y Teamsters 38 han tomado acción para intervenir y parar este acuerdo devastador.

La audiencia del martes del Subcomité Judicial del Senado es la más reciente de una serie de esfuerzos para analizar la propuesta consolidación de Kroger/Albertsons, al igual que un alarmante “dividendo especial” de hasta $4 mil millones de dólares anunciado por Albertsons en conexión con el acuerdo de fusión. En una carta a la Comisión Federal de Comercio (FTC) urgiendo a la agencia a intervenir, más de dos docenas de expertos antimonopolios y locales sindicales que representan a trabajadores de Albertsons denunciaron dicho pago como “nada menos que un saqueo de la compañía” y un descarado intento de desestabilizar a la empresa antes de la revisión regulatoria de la consolidación. 

El Fiscal General del estado de Washington Bob Ferguson interpuso una demanda en una corte estatal buscando detener el pago de dividendos y fue concedida una orden de restricción temporal hasta el 9 de diciembre hasta que el caso pueda tener una audiencia completa bajo criterios antimonopolio.

 862 total views,  2 views today

Facebook Comments Box
Compartir esta nota
error: Contenido protegido