Slider
Editor 16/03/2021
Departamento de Justicia

El Departamento de Justicia (DOJ) y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), incluido el FBI y la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA), publicaron este martes 16 de marzo, hallazgos y recomendaciones clave de un informe conjunto al presidente, emitido el mes pasado sobre el impacto de los gobiernos extranjeros y sus agentes en la seguridad e integridad de las elecciones federales estadounidenses de 2020.

Cabe destacar que los Departamentos investigaron múltiples afirmaciones públicas de que uno o más gobiernos extranjeros poseían, dirigían o controlaban la infraestructura electoral utilizada en las elecciones federales de 2020; implementando un esquema para manipular la infraestructura electoral; o conteos de votos contados, cambiados o manipulados. Sin embargo, los Departamentos encontraron que esas afirmaciones no eran creíbles.

Estas conclusiones son parte de un informe clasificado para el presidente preparado por el Departamento de Justicia y el DHS de conformidad con la sección 1 (b) de la Orden Ejecutiva 13848, Imposición de ciertas sanciones en caso de influencia extranjera en una elección de los Estados Unidos (la EO), emitida en septiembre 12 de 2018.

Aunque el informe 1 (b) señala que los actores afiliados al gobierno ruso, chino e iraní impactaron materialmente la seguridad de ciertas redes durante las elecciones federales de 2020, los Departamentos no encontraron evidencia de que ningún actor afiliado al gobierno extranjero haya manipulado resultados electorales o comprometió de otra manera la integridad de las elecciones federales de 2020.

Mencionar que el informe 1 (b) se basó en una evaluación clasificada, preparada por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI), de conformidad con la sección 1 (a) de la EO, sobre cualquier información que indique que un gobierno extranjero actuó con la intención o propósito de interferir en las elecciones federales estadounidenses de 2020.

Mientras que el informe 1 (a) analiza los esfuerzos para influir en las percepciones y opiniones públicas, el alcance del informe 1 (b) solo incluye los esfuerzos para comprometer la seguridad o integridad de la infraestructura electoral o la infraestructura perteneciente a organizaciones políticas, candidatos o campañas utilizadas en la Elecciones federales de Estados Unidos de 2020. El informe 1 (b) no analiza los esfuerzos para influir en los votantes o influir en la opinión.

Durante el ciclo electoral de 2020, los socios federales, estatales, locales, tribales, territoriales, no gubernamentales y del sector privado en todo el país trabajaron juntos de maneras sin precedentes para combatir los esfuerzos de interferencia extranjera y apoyar a los funcionarios electorales, organizaciones políticas, campañas y candidatos para salvaguardar su infraestructura.

Los Departamentos siguen comprometidos con el fortalecimiento continuo de la seguridad cibernética, la infraestructura crítica, la gestión de riesgos de la cadena de suministro, las asociaciones público-privadas y la mensajería pública de la nación para mejorar la resiliencia de nuestras instituciones democráticas.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido