Los atletas del mundo compiten y llevan sus cuerpos al límite cuando participan en los juegos olímpicos mientras nosotros solo los vemos desde casa, sin embargo no podemos evitar sentirnos fascinados por cómo estas personas de élite manejan el dolor y el estrés corporal que acompañan a los niveles más altos de competencia.

Terry Schroeder residente de Los Ángeles es quien mejor conoce este tema pues ha sido seis veces olímpico y medallista en waterpolo, y dos veces fue entrenador en jefe del equipo olímpico de waterpolo de EE. UU., por lo que ha tomado un liderazgo mundial en ayudar a los atletas a recuperarse y rejuvenecerse.

Cabe señalar que actualmente es el entrenador en jefe de waterpolo en la Universidad de Pepperdine y ttambién es un destacado Doctor en Medicina Quiropráctica que dirige el Centro para una Vida Saludable y dirige programas avanzados en terapia del dolor, recuperación de lesiones y medicina deportiva.

Y, más allá de todos estos logros, Terry también es el Director Clínico de iPulser, un revolucionario sistema no farmacológico y no invasivo que trata eficazmente el dolor crónico a través del propio sistema nervioso autónomo de la persona.

Gracias a esa experiencia, Terry comprende cómo compiten los atletas y cómo deben lidiar con el dolor y recuperarse, por lo que quiere dejarte estos consejos, los cuales también pueden extenderse al guerrero habitual de fin de semana o alguien que solo hace ejercicio ocasionalmente.

Los consejos de Terry son:

  1. Mantente hidratado.
  2. Duerme 7-8 horas.
  3. No entrenes demasiado.
  4. Consume una buena fuente de proteínas después del entrenamiento para ayudar en la recuperación.
  5. Baños de hielo después de duros entrenamientos.
  6. Rodillo de espuma pre / post entrenamiento.
  7. Estirar antes y después del entrenamiento.
  8. Atención quiropráctica constante para que su cuerpo funcione bien y evitar lesiones.
  9. Masaje / acupuntura.
  10. Llevar un diario y establecer metas (entrenamiento diario / nutrición / intenciones).
  11. Afirmaciones positivas.
  12. Refrigerios saludables entre comidas (verduras cortadas, nueces crudas, huevos duros).
  13. Calorías saludables en todas las comidas.
  14. Entrenamiento cruzado (mezcla tu rutina de entrenamiento).
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido