Editor 25/01/2021

El gobierno de Guatemala a través de la Gran Cruzada Nacional por la Nutrición asignó un presupuesto de Q60 millones, para contribuir a prevenir la desnutrición en el país, lanzando el programa de entrega del Alimento Complementario Fortificado NutriNiños.

Con este programa se contempla beneficiar a 200 mil niñas y niños de 6 a 24 meses, con 5 mil toneladas del alimento que serán distribuidas en los diez departamentos priorizados por la Gran Cruzada Nacional por la Nutrición. Además, lo recibirán niñas y niños de 6 a 59 meses de edad diagnosticados con desnutrición aguda a nivel nacional, así como niñas y niños en los departamentos de las áreas afectadas por las depresiones tropicales Eta e lota.

Así mismo, el alimento complementario se entregará a las niñas y niños que asisten a los puestos y centros de salud, Centros de Atención Permanente (CAP). Centros de Atención Integral Materno Infantil (CAIMI) y Centros de Atención de Pacientes Ambulatorios (CENAPA), así como en jomadas integrales de salud.

NutriNiños es una mezcla de maíz, soya y leche fortificada con vitaminas y minerales, presentado en bolsas de 2.2 libras.

En el programa, que es coordinado por la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN), participan el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

También participan las Comisiones Departamentales y Municipales de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CODESAN Y COMUSAN), instituciones que se convertirán en los medios de sensibilización y socialización sobre la preparación y utilización del alimento en las áreas de influencia, incidiendo en el ámbito de la Gobernanza en Seguridad Alimentaria y Nutricional.

De acuerdo a la Gran Cruzada Nacional por la Nutrición, reconoce la lucha contra la desnutrición infantil, cuyos índices busca reducir, para el adecuado desarrollo físico y cognitivo de la niñez guatemalteca menor de 5 años.

Cabe destacar que el consumo de NutriNiños en las cantidades, consistencia y frecuencia recomendadas, junto a las acciones de la Ventana de los Mil Dias, que va desde la concepción hasta los 2 años, ayuda a contribuir al crecimiento y desarrollo de la niñez y a mejorar el estado nutricional de la población guatemalteca.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *