Patricia Cruz es una salvadoreña radicada en Canadá que migro de El Salvador en los años 80´s durante la guerra civil, teniendo, además, 4 meses de embarazo, para poder vivir junto a su pareja de nacionalidad canadiense en un lugar sin conflictos y darle a su hija un lugar pacifico en el cual nacer y crecer.

En algunas ocasiones en su país natal se enfrentó a distintas dificultades, como bombas lacrimógenas, y tiroteos, donde tenía que arrastrarse por el suelo o bien pedir a alguien con vehículo que le ayudara a salir, incluso recostada en la cama de un pick up.

Vivir en Canadá tuvo que comenzar una nueva vida, en una nueva cultura, aunque gracias a unos cursos que había tomado en su natal El Salvador el idioma no se le hizo tan difícil, dos años después de tener su bebé, da a luz a su segundo hijo y años después se separa de su pareja.

Sola y sin hogar, pero con conocimientos en medicina gracias a los años que curso en la Universidad de El Salvador decide iniciar una empresa llamada Angels there for you, que se dedica a ofrecer servicios a personas de la tercera edad que vivían solos y no tenían familia, empatizaba mucho los servicios que ofrece, ya que ella misma había sido criada por su abuela.

Cuando llegó a Canadá, su deseo era egresarse como doctora, ya que en su país natal se vio de frente con muchas dificultades que le impidieron finalizar sus estudios universitarios.

Sin embargo, actualmente cuenta con alrededor de 200 empleados, la mayoría de ellas mujeres migrantes provenientes de muchos países del mundo, como filipinas, hindúes y australianas.

Al inicio incluso trabajo sin fines de lucro, y dos años después nota que al menos el 30% de sus clientes no tenían familia o personas cercanas, es por ello que fundó Seniors Independent Living Society, como una forma de que ellos se conectaran con otras personas de edades similares a ellos a través de diversas salidas, en los que ellos podían convivir y hacer amistades, olvidándose un poco de la soledad.

Durante la pandemia, propuso realizar una recaudación para ayudar a personas de la tercera edad en El Salvador que habían perdido a sus familias durante la tormenta Amanda y la pandemia, grande fue su sorpresa al ver la gran cantidad de donativos que junto a las personas de la asociación lograron recaudar, en total 5 contenedores fueron enviados a El Salvador con ayuda para los afectados.

Estos donativos fueron recibidos por Comandos de Salvamento y un pastor asociado a Global Emerging Simisions Society, a quien se le envió dos contenedores para repartirlo en Jiquilisco y Bajo Lempa.

Actualmente se ha enviado también un contenedor a Honduras y otro más que está por salir que solo espera recaudar lo suficiente para enviarlo al país de destino.

“Fue muy especial para mi ver a trabajadores, personas de la tercera edad, y la comunidad latina organizándose y ayudar a recolectar las donaciones”, afirma Patricia.

Actualmente están creando un grupo de voluntarios que les enseñen a adultos mayores sobre el uso del celular y algunas redes sociales para que puedan comunicarse con sus familiares.

Luego de su participación en un concurso en el que quedaría segundo lugar fue seleccionada por The Canadian Inmigrant Magazine, para compartir parte de su historia

Actualmente se encuentra trabajando en conjunto con el gobierno para orecer sus servicios en el sistema de salud. Además de apadrinar a 21 niños en distintos países, entre ellos, El Salvador, India, Filipinas, México, etc.

Su proyecto a mediano plazo es la remodelación de una casa/oficina adquirida recientemente para convertirla en cuartos para alojar a personas fuera de Canadá que llegan al país para trabajar en el cuidado de personas mayores, mientras encuentran un lugar fijo donde quedarse.

Entrevista: Evelyn Sorto

Redacción: Verónica Medrano

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido