Dia a Dia News 07/01/2021

El Secretario de Justicia Auxiliar Eric S. Dreiband de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia de EE. UU., anunció su salida del departamento a partir del día de mañana. Dreiband se ha desempeñado como Fiscal General Adjunto desde el 1 de noviembre de 2018. 

“Ha sido el honor de toda una vida servir como Secretario de Justicia Auxiliar de la División de Derechos Civiles”, dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Eric S. Dreiband.

“Los Estados Unidos de América están y deben seguir comprometidos con el principio de que todas las personas son creadas iguales y deben ser juzgadas por su carácter, conducta, talento, trabajo y habilidades. Nuestra Constitución y las leyes de derechos civiles encarnan los ideales que todas las personas merecen y tienen derecho a igual justicia, respeto, decencia, paz y seguridad. Es deber del gobierno garantizar estos derechos, y es deber de la División de Derechos Civiles proteger a todas las personas en esta nación contra cualquier violación de estos derechos, incluida la violencia motivada por el odio, la explotación, la discriminación ilegal y el fanatismo, y cualquier otra infracción de nuestros derechos civiles constitucionales y federales. La División de Derechos Civiles cumple con su deber al hacer cumplir las leyes federales de derechos civiles y buscar justicia para las víctimas. La aplicación de nuestras leyes de derechos civiles por parte de la División de Derechos Civiles también castiga a los infractores de la ley, reivindica los derechos de las víctimas y envía un mensaje a la nación y al mundo de que el gobierno de los Estados Unidos y su gente no toleran el fanatismo ilegal, la discriminación y la explotación de nadie”, agregó.

Dreiband estuvo liderando a los profesionales de carrera de la División de Derechos Civiles quienes se encargaron de hacer cumplir y asegurar de que  ningún área de derechos civiles o constitucionales quedará desprotegida.

Asimismo, la división procesó enérgicamente los delitos de odio, incluidos los asesinatos en masa en la sinagoga Tree of Life en Pittsburgh, Pensilvania; en un Walmart de El Paso, Texas, donde murieron 23 personas inocentes, y; Charlottesville, Virginia, donde un supremacista blanco chocó con un automóvil contra una multitud de manifestantes.

Así como también presentó más casos de acoso sexual en demandas de vivienda que nunca; protegió, buscó y obtuvo ayuda para las víctimas de discriminación racial en el empleo, la vivienda, la votación, los préstamos y otras áreas; responsabilizó a la policía; trabajadores estadounidenses protegidos; libertad de expresión protegida, ejercicio religioso y otros derechos consagrados en la Constitución durante la pandemia de COVID-19, entre otras cosas.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *