Slider
Editor 08/03/2021

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer 2021 la FAO recordó que el más reciente informe de Naciones Unidas sobre el Panorama de la Seguridad Alimentaria en América Latina y el Caribe 2020 muestra una prevalencia de inseguridad alimentaria en las mujeres de la región de Mesoamérica de 13.6%, versus 11.3% en el caso de los hombres, para el periodo 2017-2019.

La FAO reiteró que, en Mesoamérica, así como en toda la región de América Latina y el Caribe, las mujeres sufren en mayor porcentaje las dos caras de la malnutrición: por una parte, el hambre; y por otra, el sobrepeso y la obesidad. 

Asimismo, destacó que, en todos los países de la región, el sobrepeso en las mujeres es mayor que en los hombres, y en 19 países, la diferencia es al menos de 10 puntos porcentuales.

“Las mujeres experimentan la coexistencia de la desnutrición y al mismo tiempo el sobrepeso y obesidad con consecuencias directas en la prevalencia de enfermedades no transmisibles relacionadas a la dieta. De ahí que es necesario entender mejor la relación entre el funcionamiento de los actuales sistemas alimentarios y cómo influyen estos en los mayores niveles de malnutrición en niñas, jóvenes y adultas”, explicó la Especialista en género de la oficina de FAO para Mesoamérica, Verónica Chicas.

La funcionaria de FAO se refirió a datos del Perfil de país sobre la igualdad de género en Panamá, documento que se construyó en un esfuerzo coordinado entre la FAO, UNICEF, UNFPA, PNUD, ONU Mujeres y la Oficina de la Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas de Panamá, con el objetivo de visibilizar las principales brechas de género que enfrentan las mujeres y como un instrumento para la construcción de políticas públicas con igualdad de género.

Dicho documento evidencia que, a pesar de los esfuerzos del gobierno, organizaciones internacionales y sociedad civil entre otros, por disminuir las brechas de género, Panamá es el tercer país con mayores índices de desigual en América Latina. 

Mientras que, en la región, la población de mujeres sin ingresos propios en 2018 fue 29% y 10.5% para los hombres. Las mujeres en Panamá, a nivel nacional, están a cuatro puntos porcentuales de ese promedio con 25.1%. Los hombres se alejan en 3.7% del promedio con un 6.8%. Adicionalmente, las mujeres en edad reproductiva son las más afectadas. Una de cada cuatro mujeres entre 35 a 44 años no cuenta con ingresos propios, en tal condición un 26.9% depende de otra persona para subsistir.

Para enfrentar estas desigualdades económicas, la FAO trabaja para contribuir a disminuir las brechas de género en distintos niveles: la Organización en coordinación con los gobiernos promueve que las políticas, programas y proyectos implementen una perspectiva de igualdad de género; el empoderamiento y reactivación económica de mujeres rurales e indígenas; así como su fortalecimiento con competencias de planificación, empresariales y de negocios.

Al respecto, el Coordinador Subregional de FAO para Mesoamérica, Adoniram Sanches Peraci, comentó que la propuesta de la Organización es adoptar una perspectiva sistémica para abordar las brechas que experimentan las mujeres en el ejercicio de sus derechos, lo que exige diseñar e implementar políticas, programas y proyectos orientados a tratar de manera diferenciada los requerimientos de poblaciones diversas, teniendo en cuenta el género, la interculturalidad y la edad, entre otras.

Por ello, la FAO recomienda garantizar la seguridad alimentaria y nutricional desde un enfoque territorial y una mirada multisectorial que incluya a todas las partes interesadas, tanto a nivel nacional como local.

FUENTE: FAO Mesoamérica.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido