Slider
sorto 21/03/2021

Efraín Caravantes invita a disfrutar de un viaje donde se mezcla lo íntimo y lo público, lo individual y lo colectivo, la belleza y el horror, lo cotidiano y lo extraordinario. Con la obra “Casa”, Caravantes se convirtió en el galardonado de los XLIII Juegos Florales de Zacatecoluca, La Paz, en la rama de Poesía, bajo el seudónimo Jiří Kolář.

El escritor manifestó: “La casa no es un lugar fijo, sino una serie de lugares transformándose unos en otros, dispuestos en el texto para explorar diversos temas: el pasado, el miedo, el amor, la memoria, la belleza. Esta casa es un lugar abierto donde todo tiene cabida”.

Cabe destacar que Efraín Caravantes es un artista multidisciplinario. En 2004, ganó el primer lugar de poesía en el primer certamen Letras Nuevas, organizado por La Prensa Gráfica, con el libro “Memoria de poemas”; en 2010, obtuvo el tercer lugar —en colaboración con Javier Ramírez-Nadie— del XI Premio Arte Joven, concedido por el Centro Cultural de España, con el trabajo “Naturaleza muerta”.

También trabajó el proyecto ganador del Fondo Nacional Concursable para la Cultura y las Artes, Secretaría de Cultura, con “Ruido blanco” (2017-2018), con el colectivo ETC. Formó parte del proyecto ganador del XI Premio Ovación, del Teatro Luis Poma, a estrenarse en 2021, con la obra “Feas y Condenadas” (2019), con el colectivo ETC.

Incluso su obra poética ha sido publicada en diversos suplementos culturales a nivel nacional, a lo que se suma su arte gráfico y visual que se encuentra en diversas colecciones, en países como El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Estados Unidos, Reino Unido, España y Alemania.

Casa

(Fragmento)

…En esta casa siempre ha sido de noche,

la oscuridad es su signo.

Soñamos la luz,

creemos que vendrá pronto

para mostrarnos sus gestos más comprensivos.

Y con la oscuridad lo que llega es el frío

y casas levantadas inútilmente

noche tras noche tras noche tras noche

para pasar una oscuridad que no termina nunca.

Corrimos detrás de las luciérnagas,

fuimos capturándolas,

queriendo formar otro sol,

y cuando destapamos el contenedor

un hoyo negro había en su lugar.

Detuvimos los ríos para darle vida a las lámparas

y cada vez fue más difícil parar

la oscuridad, ¿no es igual de necesaria

la oscuridad no es igual de necesaria

la oscuridad es igual de necesaria

la oscuridad no es igual

la oscuridad no es

la oscuridad no

la oscuridad es…

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido